Mercados

El Ibex salva los muebles mientras que Wall Street se beneficia de la caída del petróleo

La Bolsa española logró esquivar las pérdidas en una sesión en la que el color rojo dominó en Europa. Los miedos -con forma de rumor, pero no concretados en hechos- sobre la posible quiebra de un hedge fund tras la rebaja a bono basura de General Motors y Ford amainaron ayer. Pero ello no fue suficiente para tirar de los mercados, como tampoco la mejora en el desequilibrio exterior estadounidense, puesto que el déficit comercial se estrechó un 9,24% en marzo.

La subida del Ibex, un insignificante 0,04%, fue la excepción. Si bien la noticia del déficit mejoró momentáneamente el tono de los mercados, el español fue junto con el italiano el único que subió. El índice Euro Stoxx 50 sufrió una caída del 0,43%, la tercera consecutiva. El índice de referencia en Europa ha bajado en este arranque de semana un 1,21%. Una corrección posterior a las fuertes subidas de la semana anterior.

BBVA fue el principal puntal del Ibex en la jornada, al apuntarse una revalorización del 0,99%. Santander, por el contrario, cerró en pérdidas, del 0,22%. Telefónica, mientras, cedió un 0,3%, con un fuerte volumen de negociación en la operativa de bloques debido al dividendo que paga mañana. El negocio del mercado, así, fue alto, superior a los 4.000 millones.

En EE UU, el dato de déficit apenas benefició a las Bolsas en un principio, pero con el paso de las horas la caída del petróleo y los buenos resultados de Cisco animaron. El Dow Jones subió el 0,19%; el S&P 500 el 0,42% y el Nasdaq el 0,45%.

Susto en Wall Street

La evacuación de la Casa Blanca y el Pentágono, después de que una avioneta invadiese el espacio aéreo, provocó un repentino pero brusco descenso en los mercados de EE UU, que una vez pasado el susto recuperaron para cerrar la sesión al alza.