Banco Central Europeo

Duisenberg cree que el diferencial de inflación de España tenderá a reducirse

El diferencial de inflación de España respecto a la media de la zona euro (1,3 puntos en el mes de abril) terminará por desvanecerse. El que fuera primer presidente del Banco Central Europeo, Wim Duisenberg, justificó ayer esta expectativa en que la progresiva convergencia de precios es la 'tendencia natural' en una unión monetaria. De hecho, recordó que el diferencial, aunque sigue siendo importante y afecta a la competitividad, se ha recortado desde la implantación del euro, en 1999.

Duisenberg, que pronunció una conferencia en el congreso Expo Management de Madrid, reconoció que la 'burbuja' de precios de la vivienda en España justificaría una subida de tipos de interés, pero 'lamentablemente, ya no hay políticas monetarias regionales'.

El ex banquero afirmó que no ve probable 'un ajuste rápido' de los tipos de interés, que llevan en el 2% desde hace año y medio, a la vista de que la inflación de la zona euro, según las perspectivas oficiales, parece controlada a medio plazo.

La credibilidad del flexibilizado Pacto de Estabilidad queda ahora, según Duisenberg, a expensas del rigor con que se cumpla. Eso sí: expresó sus dudas en vista del historial de incumplimientos (entre ellos, el de su principal promotor, Alemania) que derivó en su reciente modificación.

Como retos principales para la zona euro en los próximos años, Duisenberg señaló la ausencia de reformas estructurales, los 'desequilibrios económicos' mundiales (sobre todo, los déficit gemelos estadounidenses) y la integración de los diez nuevos países de la UE.