Competencia

La CNE comunica a BBVA que debe elegir entre el consejo de Iberdrola o Repsol YPF

La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha remitido hoy al BBVA la resolución en la que le comunica que debe retirar antes de un mes sus representantes en los consejos de administración de Iberdrola o Repsol YPF, según han informado fuentes del organismo regulador. La resolución de la CNE es recurrible ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y ante los tribunales.

Si el banco decidiera acudir a cualquiera de estas vías, podría solicitar al regulador del mercado energético la suspensión temporal de la resolución durante el tiempo que duren los trámites. Fuentes de la entidad financiera han declinado hacer comentarios e informar sobre si ha recibido la notificación de la CNE.

Según el decreto de Medidas Urgentes de Intensificación de la Competencia de junio de 2000, un accionista con una participación superior al 3% en dos empresas con la consideración de operadores principales de un mismo sector energético no puede ejercer sus derechos políticos (votar en las juntas de accionistas) en las dos compañías a la vez.

El pasado 18 de febrero se publicó la nueva lista de operadores principales del sector de hidrocarburos gaseosos en la que Repsol YPF-Gas Natural continuó como el primer operador de este mercado e Iberdrola entró como cuarto operador.

BBVA tiene el 6,01% de Iberdrola -un 5,48% con carácter de permanencia- y el 5,1% de Repsol YPF, por lo que debe abandonar uno de los dos consejos de administración. Tras conocerse la nueva lista de operadores principales, la entidad financiera solicitó que se dejara en suspenso la aplicación de la normativa hasta que adoptara una decisión definitiva, petición a la que la CNE accedió.

Asimismo, el banco pidió al regulador que le permitiera continuar en los consejos de administración de las dos compañías al considerar que la presencia de Iberdrola en el mercado del gas es mínima -sólo supone un 1% de su resultado de explotación- y que la de Repsol YPF es indirecta, a través del 30% que controla en Gas Natural.

Sin embargo, la CNE ha desestimado estos argumentos, por lo que la entidad deberá elegir permanecer en una de las dos empresas.