Juan de Dios Sánchez-Roselly

'Las redes nos piden garantizados'

A sus 37 años, es el responsable de inversiones de la mayor gestora de España. Con 14 años de experiencia, tiene a su cargo a un centenar de gestores y un volumen de 75.000 millones de euros

Cargado de papeles, con el ordenador portátil delante, Juan de Dios Sánchez-Roselly apoya sus argumentos con cifras y datos. No le gusta que identifiquen a Santander Gestión de Activos como una gestora de fondos garantizados. 'Es lo que demandan las redes', sostiene, dejando entrever que no son su producto favorito, pero sí el único que se puede vender de manera masiva porque protege el capital. Afirma que ha llegado el momento de invertir en renta variable y que la gestora está preparado para competir internacionalmente. 'La compra de Abbey nos ha abierto las puertas al mercado británico, el mercado de renta variable por excelencia'.

Pregunta Los fondos garantizados han sido la estrella de los últimos años, pero sus rentabilidades apenas superan el IPC. ¿Por qué se venden tanto?

Respuesta Cuando se habla de Santander Gestión de Activos casi siempre se habla de garantizados porque son los que se promocionan masivamente en campañas de medios. Hay productos que se pueden vender masivamente porque protegen el capital y se adaptan a cualquier perfil de inversión. Y hay otros que requieren asesoramiento y que se venden cliente a cliente pensando en su perfil. No entiendo por qué hay tanto debate sobre si baten o no al IPC. Es imposible tener garantía de preservar capital y además certeza de batir al IPC en el escenario actual de tipos, pero no he visto ningún artículo que critique a las Letras del Tesoro porque remuneren por debajo de la inflación.

'La compra de Abbey National Bank nos ha dado acceso al Reino Unido, el mercado de fondos de renta variable por excelencia'

P ¿Si subieran los tipos se podrían crear garantizados más atractivos?

R Sí, pero no estamos esperando a que suban los tipos para ofrecer garantizados más atractivos. Tenemos que jugar con el escenario actual, en el cual creemos que hay que invertir más en renta variable. Los tipos están en mínimos y los clientes no están satisfechos con los fondos monetarios. Tenemos varias vías: una es preservar el capital a través de garantizados; otra son los fondos VaR de gestión dinámica con un riesgo asumido, y otra vía es la renta variable. Hemos crecido mucho en renta variable de corte conservador, principalmente la gama dividendo, y ahora crecemos en productos menos conservadores.

P ¿Como cuáles?

R El común denominador de la gama especializada, los fondos concepto, es el crecimiento. Los fondos dividendo invierten en compañías de mayor rentabilidad por dividendo; el Santander Beneficio invierte en empresas con mayor perspectiva de crecimiento de beneficios, y queremos invertir en los países que más crecen a través del fondo Brict, que distribuye su cartera entre Brasil, Rusia, India, China y Turquía. Otro puntal son los productos enfocados a empresas de pequeña capitalización. Tenemos el Santander Small Caps Europa, líder en rentabilidad a tres años, y el Small Caps España.

P Pero lo que más venden siguen siendo garantizados, ¿no es cierto?

R Nos pueden identificar como una gestora de fondos garantizados, pero eso es lo que demandan las redes. Este año hemos decrecido en garantizados; el cliente está cambiando su distribución de cartera. Por lo tanto, no es verdad que estemos creciendo en garantizados, sino en productos de mayor valor añadido. Estamos desarrollando una gama innovadora a través de los fondos concepto con los que estamos ganando cuota y liderando las ventas. El producto más vendido en nuestras redes en 2004, el fondo dividendo, es uno de los 10 más vendidos en Europa.

P ¿Cómo se ha comportado la gestora frente a la competencia?

R Estamos ganando cuota en renta variable. La gestora ha vendido en 2004 más fondos de renta variable que sus cuatro competidores juntos: BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular. Además estamos innovando a nivel mundial con el fondo BRICT. Queremos separarnos de la competencia nacional y compararnos internacionalmente.

P ¿Temen a las gestoras internacionales con presencia en España?

R El mercado español se ha ido abriendo y no sólo tenemos que superar a las gestoras nacionales, sino también a las internacionales, que hacen un marketing muy agresivo. La idea de competir con las gestoras internacionales la venimos desarrollando desde hace tiempo. Ahora la adquisición del Abbey National Bank nos obliga a elevar el nivel de exigencia. Queremos ser una gestora con experiencia en renta variable internacional, y la compra de Abbey nos da acceso al mercado británico, que es el mercado de la renta variable por excelencia. La demanda es cuatro veces superior a la de España.

'Contamos con 15 años de experiencia en gestión alternativa'

La apuesta de Sánchez-Roselly por los fondos de renta variable se fundamenta en una perspectiva optimista para los mercados de cara a los próximos meses, aunque teniendo presentes los riesgos que amenazan al crecimiento. 'Vemos que las compañías tienen crecimiento de beneficios, crecimiento de dividendos, crecimiento de flujos de caja y están desarrollando políticas de retribución al accionista que favorecen al inversor. Para mí ese es el principal criterio. Luego hay otros como el atractivo frente a otros activos comparables como es la renta fija. Vemos un escenario saludable para las empresas porque la rentabilidad por dividendo es alta'. La otra gran baza de la gestora son los fondos de gestión alternativa. 'Son la gran novedad del reglamento de fondos', sostiene. 'Santander Gestión cuenta con una experiencia en esta área que no tienen el resto de competidores nacionales gracias a que hemos desarrollado para nuestra clientela internacional Optimal, una plataforma de gestión alternativa con base en Ginebra que tiene una historia de 15 años. Para nosotros no es algo nuevo, y el reglamento nos puede permitir ofrecer esa experiencia en España.'

A la pregunta de si el cliente español está preparado para la gestión alternativa, responde: 'Lo importante es que las redes de distribución estén preparadas para desarrollar una labor de asesoramiento. Es un producto positivo para los clientes de cara a diversificar una cartera, pero trabajaremos muy de cerca con las redes para formarlas en el asesoramiento. Hay que formar al cliente y explicarle en qué invierte'.