En busca de un Papa

Los 115 cardenales que elegirán al Papa celebran la misa previa al cónclave

Los 115 cardenales que a partir de las 16.30 asistirán al cónclave para elegir al sucesor de Juan Pablo II han celebrado esta mañana la misa Pro eligiendo Pontifice en la Basílica de San Pedro oficiada por el cardenal Joseph Ratzinger. Miles de fieles han asistido al oficio religioso, al que han sido invitados los diplomáticos acreditados en la Santa Sede. En su homilía, el purpurado alemán -el gran favorito en la sucesión- ha condenado "la dictadura del relativismo".

Ratzinger, decano del colegio cardenalicio, ha afirmado en su homilía que este momento es para la Iglesia "una hora de gran responsabilidad" y ha pedido a Dios que "nos dé un nuevo Papa, "que nos guíe hacia el conocimiento de Cristo".

"En estas horas, sobre todo, pedimos con insistencia a Dios para que tras el gran dono del papa Juan Pablo II nos done de nuevo un pastor según su corazón, un pastor que nos guíe al conocimiento de Cristo, a su amor, a la verdadera alegría", ha afirmado Ratzinger, ante los otros 114 cardenales que participarán en el cónclave y miles de fieles reunidos en la basílica de San Pedro del Vaticano.

Encierro en Santa Marta

Tras la misa, los cardenales se retirarán a la residencia de Santa Marta, que es el lugar donde se alojarán durante los días que dure el Cónclave. A las 16.30 los 115 cardenales se reunirán en el Aula de las Bendiciones, del palacio Apostólico, y desde allí en procesión se dirigirán a la Capilla Sixtina, donde se celebrará la elección del sucesor de Juan Pablo II. El desfile de los cardenales hasta la Capilla Sixtina para dar comienzo al primer cónclave del Tercer Milenio será transmitido en directo.

Tras el juramento de mantener en secreto sus deliberaciones, los cardenales decidirán si votan hoy mismo o posponen el primer escrutinio hasta mañana martes, por lo que se desconoce si este lunes se podrá ver la primera fumata. En anteriores cónclaves no se votó nunca en la primera jornada.

Durante el cónclave, los cardenales se alojarán en la Residencia Santa Marta, dentro del Vaticano, a donde llegaron anoche, y desde allí se trasladarán cada día a la Capilla Sixtina, sometida a un férreo control para impedir escuchas o filtraciones.

Mayoría de tres tercios

Para ser elegido Pontífice de la Iglesia católica es necesario que se alcancen dos tercios de los votos de los purpurados electores -fijados en esta ocasión en 77-, en las primeras 33 votaciones. Después, se escoge entre los dos candidatos más votados de la última votación y se decide por mayoría absoluta.

Las previsiones apuntan a que será un cónclave breve, como lo fueron los ocho precedentes a lo largo del Siglo XX. Pío XII fue elegido con tres escrutinios; Juan Pablo I, con 4; Pablo VI, con 5; Juan Pablo II, con 8, y Juan XXIII, con 11.

Entre Ratzinger y Tettamanzi

En la última semana dos nombres, sin embargo, han sido citados por los vaticanistas por encima de los demás, el del propio Joseph Ratzinger, mano derecha del fallecido Papa Wojtyla, y el del arzobispo de Milán, el italiano Dionigi Tettamanzi.

Las quinielas de papables contemplan la posibilidad de que el próximo Papa pueda no ser ni italiano ni siquiera europeo, en consonancia con la dimensión intercontinental del Colegio Cardenalicio. En esa dirección se mira a América Latina, donde viven cerca de la mitad de los 1.000 millones de católicos que hay en el mundo y que desde hoy están muy pendientes de la elección del que será el Papa 265 de la historia.