Foro Cinco Días

El plan de convergencia con Europa estará listo en enero de 2006

En España no nos estamos tomando del todo en serio la importancia de la sociedad de la información', criticó ayer Francisco Ros, secretario de Estado de Telecomunicaciones. 'Nadie puede negar que estamos haciendo esfuerzos, pero si nos comparamos con la media europea, nos vamos alejando'. Ros citó a Finlandia, Suecia, Japón, Corea y EE UU como modelos a seguir. Para intentar invertir esta situación desfavorable, el secretario de Estado explicó que el Gobierno está elaborando un plan de convergencia con Europa, necesario para acabar con esta brecha digital. 'Es uno de los compromisos del Gobierno. En este momento lo estamos redactando y estará listo para enero de 2006'.

Ros destacó que su secretaría ha puesto en marcha iniciativas para impulsar la sociedad de la información, especialmente en tres áreas: Administración electrónica 'que debe ejercer un doble tirón como consumidora de tecnología y como prescriptora para impulsar los servicios online'), educación y pymes. La cara del Gobierno en temas de sociedad de la información hizo especial hincapié en las pequeñas y medianas empresas, porque 'si no implicamos a las pymes que emplean al 70 u 80% de la población activa, no lo conseguiremos'.

El secretario de Estado recordó que el Gobierno ha lanzado varias líneas de actuación como una vía de incentivo. Una está dirigida a que las empresas faciliten a sus empleados los recursos para que adquieran ordenadores y amplíen la conexión a la red que tienen en su trabajo a los hogares. La otra, denominada 'Préstamo tecnológico', es para impulsar el esfuerzo inversor en TIC de las compañías más pequeñas. Dotado con 200 millones de euros y con la ayuda de Banesto, se puso en marcha en diciembre 'y hace tres semanas celebramos el número de préstamo 3.000 al 0% de intereses, sin comisiones ni garantías adicionales y prevemos llegar hasta las 12.000 pymes'.

Subvenciones a las familias

Las ayudas del Gobierno para combatir el gap tecnológico se dirige también a las familias. Aquellas con hijos en edad escolar recibirá una subvención para la compra de un PC y conexión a la red. El secretario de Estado no precisó qué vía utilizarán para dar estas ayudas económicas (que cuentan con una partida de 100 millones de euros), si será a través de entidades financieras, de grandes cadenas de distribución o de ambas. 'El reto es tan importante que todos van a tener cabida o deberían tenerla. Todos debemos hacer esfuerzos: universidades, bancos, fabricantes, distribución...'

La mano derecha de Montilla recordó a los presentes en el foro organizado por Cinco Días que el Gobierno lanzará en breve el programa 'Internet en el Aula', como una continuación del plan 'Internet en la escuela' del antiguo Gobierno de José María Aznar, que duplica en presupuesto a su antecesor ya que dispone de una dotación de más de 430 millones en cuatro años. Ros, que apuntó el dato positivo de que en los últimos 14 meses se ha pasado de 21 a 10 alumnos por PC, reconoció que hay que 'incidir en los contenidos y en la formación de los formadores para utilizar los sistemas informáticos'.

Aunque Ros reconoció que España ocupa una posición puntera en Europa en el uso lúdico de la tecnología ('los datos muestran que sabemos chatear y jugar', como le apuntaron desde la audiencia'), dejo claro que 'es difícil poder avanzar sólo con eso'. Por eso, añadió, su secretaría está poniendo esfuerzos en otras direcciones. En concreto, destacó que está trabajando con la patronal tecnológica Aetic para ayudar a las empresas españolas a participar en programas europeos, porque España participa menos 'por la falta de costumbre' de lo que podría en función de su producto interior bruto (PIB).

Durante el turno de preguntas del coloquio, algunos asistentes plantearon el problema de la falta de valor que la tecnología española produce a la industria nacional. Y señalaron que el 95% de cada euro sirve para pagar tecnologías que vienen de fuera. Ros fue más allá en su contestación y aseguró que el Ministerio de Industria está preocupado de que las empresas españolas no logren ser profetas en su tierra. 'Algunos desarrollos que se están haciendo en España se están realizando para el exterior, porque el mercado nacional no está preparado. Hay que hacer un esfuerzo para que seamos todos consumidores de la tecnología española', subrayó.

En esta línea, el secretario de Estado añadió que las empresas españolas de tecnología tienen dificultades para salir fuera 'porque no tienen un mercado local donde apoyarse y requieren un esfuerzo especial'. También achacó parte del freno a la industria nacional al retraso de la televisión digital terrestre.

Patente de software. 'Nuestra postura dependerá del texto final'

El secretario de Estado Francisco Ros explicó ayer que la posición definitiva de España sobre la directiva de patentes de software dependerá 'de cuál sea el texto definitivo'. El parlamento europeo ha exigido que se retire la propuesta actual, pero la comisión europea se niega y prefiere que se introduzcan enmiendas al texto. España, que votó en su día en contra 'por considerar el texto no suficientemente bueno', según dijo Ros, no parece dispuesta a aceptar un texto demasiado rígido. 'El software tiene una parte cubierta con los derechos de autor. Así que hay que definir bien qué parte debe cubrirse con el concepto de patente'.

Impulso. La TV, ventana de la sociedad de la información

El impulso que el Gobierno quiere dar al proyecto de televisión digital terrestre (TDT) tiene mucho que ver con su plan de dinamización para conseguir un más rápido acceso de España a la Sociedad de la Información. Esta fue una de las tesis que mantuvo ayer Francisco Ros, quien argumentó que debe ser la televisión pública estatal quien lidere este proceso. 'No es razonable que sean las televisiones locales y autonómicas las que asuman esta responsabilidad'.

El secretario de Estado se mostró ilusionado con los resultados que se van obteniendo de la campaña 'Todos.es' para concienciar a los españoles de que deben engancharse a internet. La acción, puesta en marcha en septiembre con una dotación de 16 millones, ya ha superado un tercio de su plazo de ejecución 'y todos los indicadores apuntan que se está notando un impacto positivo de los anuncios publicitarios y de las aulas móviles que llevarán el mensaje a dos millones de ciudadanos'. Según explicó Ros, los fabricantes de ordenadores aseguran haber notado la iniciativa.

Consolidación. 'Hay iniciativas de fusiones en marcha'

Al margen de las referencias a la posible fusión de Ono y Auna, el secretario de Estado recordó que 'existen otras iniciativas de consolidación que ya están en marcha'. Hizo mención expresa del anuncio de compra del negocio de soluciones de CW Business Solutions en España hecho la pasada semana por la operadora británica BT. A lo largo de su intervención Ros se mostró satisfecho sobre el grado de penetración que ha alcanzado el cable y señaló que hoy hay 7,5 millones de hogares 'pasados', es decir, con instalación básica que les permitiría engancharse a esta tecnología de inmediato.