Revista de prensa

Ahora viene lo más difícil en Argentina

El canje de deuda concluyó exitosamente en Argentina, pero no será más que un punto de inflexión tras el oscuro periodo marcado por la mayor suspensión de pagos de la historia económica mundial.

Viene ahora lo más difícil. Porque habrá que empezar a pagar.

Los problemas más inminentes del Gobierno de Néstor Kirchner serán la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la discusión de los nuevos contratos con las empresas privatizadas. En el medio se deberá resolver qué hacer con los acreedores privados con bonos por unos 20.000 millones de dólares que no entraron en el canje. Todo indica que el FMI presionará para que se abra nuevamente el canje para esos bonistas (...).

Por eso, es de esperar una gran cuota de dureza hacia el FMI por parte del Gobierno, probablemente tan dura como la actitud que se tendrá con las empresas privatizadas (...).

Un informe privado alarmó el jueves al presidente Kirchner: según ese trabajo (...) si se proyectara la inflación de enero y febrero últimos al resto del año, hacia fines de 2005 tendríamos 2,4 millones de nuevos pobres, al tiempo que el índice de pobreza volvería a situarse por encima del 50% de la población.