Hipotecas

Caruana pide por escrito a la banca que frene los créditos hipotecarios

El Banco de España quiere terminar de una vez por todas con el espectacular crecimiento del crédito hipotecario. Para ello, el regulador ha reclamado por carta a bancos y cajas de ahorros que informen con detalle a los miembros de sus consejos de administración sobre el nivel de riesgo asumido en el negocio hipotecario.

Tras los reiterados avisos lanzados en los últimos meses para frenar el espectacular crecimiento del crédito hipotecario, el supervisor ha optado por remitir una carta a bancos y cajas en la que reclama a las entidades que informen detalladamente a sus consejeros sobre su exposición al mercado inmobiliario. El regulador quiere que los miembros de los consejos de administración sean informados sobre el volumen de crédito otorgado, incluyendo los préstamos concedidos a las promotoras inmobiliarias. Además, les pide que especifiquen los créditos hipotecarios concedidos que superen el 80% de la financiación de la vivienda.

La iniciativa del Banco de España, bastante inusual, ha sido recibida con sorpresa y malestar por algunas entidades, según ha podido confirmar este diario. Fuentes del mercado apuntan, además, a que la entidad que dirige Caruana está especialmente preocupada por la elevada exposición al mercado hipotecario de las cajas de ahorro.

Hasta ahora, el Banco de España había canalizado sus alertas en esta materia a través de la CECA y de la AEB, en algunas intervenciones públicas del gobernador o del subgobernador, y en sus boletines oficiales. Sin embargo, las cifras indican claramente que la mayoría de las entidades han optado por hacer oídos sordos a los avisos lanzados por el supervisor desde hace más de dos años.

La misiva enviada por el regulador ha causado sorpresa y malestar en algunas entidades de crédito

El volumen de crédito hipotecario acumulado por los españoles ascendía a finales de noviembre a 570.400 millones de euros. Y la concesión de hipotecas bate récords mes a mes.

En el año 2004, volvieron a batirse todas las previsiones al registrarse un aumento superior al 24% (el mayor desde 1990), según el cálculo provisional de la Asociación Hipotecaria Española.

Uno de los segmentos del negocio hipotecario que está ganando peso son los préstamos a promotoras inmobiliarias, que crecieron un 44,2% hasta septiembre. De ahí el interés del Banco de España por que las entidades valoren en profundidad el riesgo asumido en este campo.

El último mensaje de Caruana forzará a los consejos de administración de bancos y cajas a darse oficialmente por informados sobre la exposición de sus entidades al mercado hipotecario. Una notificación formal que, como mínimo, refuerza su obligación de rendir cuentas en un futuro si la entidad para la que trabajan entra en dificultades por haber desoído los avisos del Banco de España.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En