Juicio

Jaime Botín justifica la indemnización a Amusátegui

El máximo inversor de Bankinter y ex presidente de esta entidad, Jaime Botín, ha justificado la indemnización de 43,8 millones recibida en 2001 por el ex copresidente del Santander Central Hispano (SCH), José María Amusátegui, por la operación "financiera histórica" que supuso la fusión, la "importancia de la empresa".

El ex presidente, que ha tenido que declarar en el juicio oral por las jubilaciones millonarias del Banco Santander, ha pedido no comparar estas remuneraciones con lo percibido, anteriormente, por otros consejeros ejecutivos que se retiraron. En su declaración, el hermano del presidente del Santander también ha aclarado que este tipo de operaciones "no es habitual".

Jaime Botín, que salió del Consejo de Administración del SCH en la primavera de 2004, ha negado además que existiesen desaveniencias entre Amusátegui y Emilio Botín, ni en la fusión ni con otros asuntos relaciones con la sociedades de SANTUSA. También ha indicado en la Audiencia Nacional que habló "con frecuencia" con su hermano "de todos los asuntos relacionados con la fusión": "todos los asuntos importantes del banco, en aquella época, mi hermano solía consultármelos".

Jaime Botín, quien no recibió indemnización alguna por su jubilación en el SCH ni como presidente de Bankinter -al igual que su padre cuando salió del Santander-, consideró "conveniente" la indemnización a Amusátegui y la cobrada por el ex consejero delegado Angel Corcósegui, de 108,1 millones de euros. Las justificó ante el tribunal "con el fin de que el proceso de fusión fuese exitoso" y contase, además, "con la colaboración completa y absoluta" de los máximos ejecutivos que provenían del Central Hispano.

Igualmente ha manifestado su conformidad con la dimisión y las condiciones de la retirada, porque se había terminado el proceso de fusión y "no procedía continuar" con la "anomalía" de la "doble presidencia" (José María Amusátegui y Emilio Botín).

Jaime Botín ha dicho que "es normal" que un consejero ejecutivo "pueda tener determinadas condiciones económicas" pues, añadió, "ocurre en muchas ocasiones" aunque no le puedo decir "personas, cifras y fechas". A Jaime Botín, seguirán hoy las declaraciones como testigos de otros miembros del Consejo de Administración del recién fusionado SCH, en abril de 1999, como Felipe Benjumea, presidente de Abengoa, o Gonzalo Hinojosa, presidente de Cortefiel.