Renta variable

Los resultados sostienen las subidas

Tal y como estaba previsto, los mercados de valores de todo el mundo han bailado esta semana al son que han marcado los resultados empresariales. Los índices, ora subiendo ora bajando, se han plegado a las cifras presentadas por las compañías y más en concreto a si esos resultados han superado o no las expectativas del mercado.

Afortunadamente, parece que así ha sido en la mayoría de los casos, porque las Bolsas, tanto las europeas como las de Estados Unidos, han cerrado la semana con subidas; leves eso sí.

En Europa, los buenos resultados presentados por compañías tecnológicas de la talla de Nokia, Siemens o la holandesa Philips han generado subidas en casi todos los índices europeos. Las alzas sin duda han sido leves, pero bien podrían haber sido pérdidas si se tiene en cuenta que el precio del petróleo, el azote de los mercados en los últimos tiempos, subió hasta casi los 47 dólares por barril a comienzos de la semana. El viernes, no obstante, plegaba velas y volvía a la zona de los 45 dólares.

El Euro Stoxx 50 ha ganando un 0,51% desde el lunes, mientras que el índice FTSE de Londres y el AEX de Amsterdam se han anotado subidas del 0,61% y del 0,98%. El Dax, en cambio, ha perdido un 0,28%.

Ese repunte del precio del crudo explica por qué el sector de petróleo y gas del índice Stoxx 600 ha sido el que más se ha revalorizado esta semana, un 1,8%. Le siguen las compañías tecnológicas impulsadas por Nokia y Philips, que se han anotado subidas del 7% y del 4,7%, respectivamente.

Estados Unidos ha vivido una semana desigual pero los índices han logrado cerrar la semana con subidas acumuladas. El movimiento, a pesar de los resultados de las compañías, ha sido escaso debido a que los inversores se han mantenido a la espera hasta conocer la referencia más importante de la semana: el PIB de Estados Unidos del cuarto trimestre. La cifra se dio a conocer el viernes con resultados peores a lo esperado, es decir, con muestras de una ligera desaceleración.

La reacción de las Bolsas fue lógicamente a la baja, pero no llegó la sangre al río. El Dow Jones cerró con una caída del 0,38%, mientras que el Nasdaq y el S&P cedieron un 0,55% y un 0,27%. El saldo semanal arroja leves subidas para el Dow Jones, un 0,33% y el S&P gracias principalmente a los resultados de compañías como Johnson and Johnson y Dupont. El Nasdaq, en cambio, apenas logra una revalorización del 0,08%. La semana que viene tiene lugar el acontecimiento del que más pendientes están los mercados últimamente.

El martes se reúne la Reserva Federal estadounidense para decidir si sube o no los tipos de interés.