Adquisición

Un grupo sueco compra la mayor gestora española de hospitales

Ibérica de Diagnóstico Cirugía (IDC), uno de los primeros grupos hospitalarios privados en España y el primero por facturación, controlado por la firma de capital riesgo CVC, ha sido adquirido por la multinacional sueca Capio, en una operación valorada en 331 millones. La ahora filial española pasará a denominarse IDC Capio España y estudia ya la adquisición de nuevos centros en el mercado ibérico.

Tras la operación el presidente de IDC, Víctor Madera (en la imagen), pasará a formar parte del Comité Ejecutivo Europeo de la sueca Capio, una multinacional del sector hospitalario con presencia en 8 países.

La firma de capital riesgo CVC -que en 1998 se hizo con algo más del 80% de la empresa hospitalaria española- el primer directivo de IDC y otros ejecutivos se convertirán además en uno de los principales accionistas del grupo sueco, controlando un 5,1% del capital de Capio.

Según la comunicación enviada ayer por Capio, que cotiza en la Bolsa sueca, la compra se realizará mediante el pago en metálico de 291 millones de euros y la entrega de 40 millones en acciones. CVC recibirá un 3,2% de Capio -cuyo capital está muy fragmentado teniendo como primer accionista fondos gestionados por Merrill Lynch, con un 9,6%-.

'Nos integramos en un grupo que tiene nuestra misma visión de crecimiento'

El presidente de IDC obtendrá un 1,4% del grupo sueco y otros directivos un 0,5% (unido al porcentaje adquirido por CVC suman 5,1%). No obstante, en la nota enviada por Capio se indica que CVC podrá vender su participación pasados seis meses mientras que los directivos españoles tendrían que esperar un año.

'Es complicado crecer en un mercado basado en la innovación si no tienes mucha capacidad financiera', explicó ayer Víctor Madera, cuyo nuevo cargo será el de consejero delegado de IDC Capio España. 'Ahora nos integramos en un grupo que tiene nuestra misma visión de crecimiento; además trabaja en distintos países, en distintos sistemas de salud y es una oportunidad para aprender mucho, es un salto cualitativo', añadió ayer el directivo a Cinco Días.

IDC factura al año cerca de 300 millones de euros, cuenta con 12 hospitales y 26 centros sanitarios. Su plantilla está formada por más de 4.000 profesionales. Entre otros, IDC gestiona la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, que adquirió en 2002 tras comprometerse a asumir una deuda superior a los 58 millones. El grupo Capio, que cotiza en la Bolsa de Estocolmo desde el año 2000, tiene una facturación anual cercana a los 900 millones de euros.

Expansión ibérica

El grupo Capio, creado en 1993, se ha caracterizado en los últimos años por llevar a cabo una agresiva política de adquisiciones en Europa. La de ayer es la última de una serie de compras en Reino Unido y Francia. El apetito del grupo sueco es tal que ayer sus directivos ya afirmaban que estudian la compra de nuevos centros en España y Portugal a través de su nueva filial IDC Capio España.

Capio, que cotiza en la Bolsa de Estocolmo desde 2000, logró ayer su máximo histórico. Sus acciones subieron un 6,18%, a pesar de que diversos analistas indicaron que el precio de la compra de la empresa española era elevado. Su valor en el mercado era ayer de 7.190,33 millones de coronas suecas, 799 millones de euros.

El capital riesgo también sabe de quirófanos

Dos de las principales sociedades de capital riesgo que operan en España, CVC y Mercapital, tienen una fuerte presencia en el sector privado de la gestión hospitalaria. CVC adquirió en 1998 un porcentaje cercano al 80% de IDC. La relación de la firma de capital riesgo con los directivos del grupo español ha durado más de lo que suelen durar los matrimonios empresariales con el capital riesgo (cerca de cuatro años). El presidente de IDC, Víctor Madera, expresaba ayer su reconocimiento a la firma de inversión y destacaba que CVC había apostado por invertir en hospitales que estaban técnicamente en quiebra y que gracias a su apoyo se habían salvado miles de puestos de trabajo.

Por su parte, Mercapital adquirió a mediados del año pasado el 85% de USP junto con los directivos del grupo, en una operación valorada entonces en 217 millones.

USP y la nueva IDC Capio España están llamadas a revolucionar el panorama hospitalario español. Ambas compañías tienen planes de expansión en España y otros países del sur de Europa. El apoyo financiero logrado por las dos compañías con la entrada de potentes socios hace prever un agresivo nivel de competencia.