_
_
_
_
_
Construcción naval

El Gobierno pacta con Bruselas la salida de los astilleros civiles

La Comisión Europea está dispuesta a dar el visto bueno al plan sobre la reestructuración de Izar, firmado el pasado 16 de diciembre entre la SEPI y los sindicatos. Una de las exigencias que imponía Bruselas era la 'liquidación' de los centros civiles, condición que finalmente ha aceptado el Gobierno.

La Comisión Europea dio ayer un sorprendente giro a sus reticencias sobre el plan de reestructuración de Izar y pasó a avalar sin ambages la creación de una nueva compañía pública de astilleros militares. 'España ha despejado todas nuestras inquietudes', justificaba ayer el cambio de actitud Jonathan Todd, portavoz comunitario de Competencia.

El Gobierno, en concreto, se ha comprometido con Bruselas a liquidar los astilleros civiles (compuestos por los centros de Sevilla, Sestao, Gijón y Manises) a destinar el 100% de la capacidad de producción de San Fernando y Fene a la actividad militar y a limitar la producción civil de la futura a empresa a sólo un 20% de la facturación que obtenga durante los próximos tres años.

'Me complace observar su acuerdo con mis sugerencias respecto al tamaño de la plantilla y la media móvil respecto al 20% de producción civil cada tres años', afirma la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en la última misiva dirigida al vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes.

Kroes pide al Gobierno que notifique formalmente 'la creación de la nueva compañía militar', al tiempo que le agradece la 'amplia información proporcionada sobre el procedimiento de liquidación actualmente en curso'. Después de obtener notificación oficial del plan, la comisaria corroborará por escrito lo que ya ha pactado con el vicepresidente económico Pedro Solbes durante varias semanas.

En el plan firmado el pasado 16 de diciembre entre la SEPI y los sindicatos se contempla la venta de los activos no incluidos en la futura sociedad militar, pero no se habla de 'liquidación'.

En concreto, los astilleros que conforman la parte civil serán vendidos conjuntamente en un proceso pactado con los sindicatos, según afirma el documento.

Pese al principio de acuerdo con la UE, Solbes afirmó ayer que 'el tema es de gran complejidad' y que 'aún quedan flecos que limar'. El ministro de Economía dejó claro que siguen los contactos con Bruselas para cerrar la reestructuración.

Cautela entre los trabajadores

Los sindicatos expresaron ayer su satisfacción por el visto bueno de la Comisión Europea al plan pactado el pasado 16 de diciembre. No obstante, algunas centrales se mostraron cautelosas, porque, según aseguró un portavoz de UGT, 'Bruselas aún no ha notificado oficialmente esta decisión'.Sin embargo, en los centros civiles la actitud de los trabajadores no era optimista. En Gijón se registraron manifestaciones por la falta de pedidos a los que se enfrenta la empresa desde hace tiempo.En el astillero de Sevilla, los trabajadores exigieron que las cuatro factorías civiles existentes (Sevilla, Gijón, La Naval, Manises) se vendan conjuntamente y no por separado. El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía avanzó ayer que hay empresarios sevillanos interesados en entrar en el capital de Astilleros de Sevilla.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_