Apple

Estrella de la Bolsa tras cuadruplicar beneficios y mejorar sus previsiones

Los mercados recibieron ayer de forma exuberante a Apple. Con una subida del 6,6%, los inversores premiaban a la empresa del Mac y el iPod por haber multiplicado por cuatro sus beneficios y prever unas ventas un 52% mayores.

Los inversores habían recibido con cautela y moderadas bajas las novedades para entrar en el mercado de masas presentadas por el presidente de la compañía, Steve Jobs a principios de semana. Tampoco habían emocionado las ventas por unidades del iPod en el pasado trimestre. Los 4,5 millones de unidades no parecían suficientes para aupar la acción. Pero las cifras del primer trimestre hechas públicas a cierre de mercado el miércoles sí lo fueron.

Apple ganó 295 millones de dólares (224,2 millones de euros) frente a los 63 millones que contabilizó como beneficio el año pasado en el mismo trimestre. Las ventas mejoraron un 74% para dejar la cifra total en 3.490 millones de dólares. El margen de rentabilidad fue del 28,5%.

La empresa de Cupertino (California) se benefició de las altas ventas de productos de electrónica de consumo en la temporada de navidades y de hecho, su reproductor MP3, iPod, ha sido una de las estrellas del año. Este ingenio, que se lanzó hace tres años en EE UU, ha contribuido a la facturación de la empresa con 1.210 millones de dólares y ya es responsable del 35% de las ventas totales. El año pasado este porcentaje era del 13%.

iTunes, la tienda de venta de música en Internet ha empezado a ser 'ligeramente rentable en este trimestre' según el director financiero de Apple, Peter Oppenheimer.

El iPod es la piedra filosofal de Apple porque además ha supuesto el relanzamiento de la compañía y finalmente se aprecia el llamado 'efecto halo' (atracción a otros productos de la misma marca). Así, las ventas de los ordenadores Macintosh subieron un 27% (1.610 millones de dólares). Del último de sus estilizados modelos, el iMac se han vendido 337.000 unidades.

Una vez verificado que existe el efecto buscado con el popular iPod, Jobs quiere que éste continúe y Apple aumente su cuota de mercado de ordenadores que actualmente es del 2%. Su último movimiento en este sentido es el lanzamiento de productos más baratos que los que tradicionalmente tiene esta marca en el mercado. Con ellos, Jobs entra en la guerra de precios del PC.

Y a juzgar por las previsiones, cree que no le va a ir mal. Parte del empuje que recibieron ayer las acciones se debieron a que Apple prevé que las ventas en el segundo trimestre sean de 2.900 millones de dólares, un 52% más, por encima de lo estimado por los analistas. Oppenheimer confía que el margen quede en el 27,2%.

Estas previsiones contrastan con las menos favorables de algunos analistas que temen que con la introducción de los nuevos productos más baratos se necesite un fuerte volumen de ventas ya que el margen de rentabilidad es más bajo del que tiene el resto de los productos de Apple, una marca a la que siempre le ha gustado compararse con BMW por cubrir un nicho de mercado de alta gama a una alta rentabilidad.