CincoRed

El 'efecto iPod' dispara las acciones de Apple

Apple, la compañía informática a la que durante décadas se ha tachado de elitista, anunció el miércoles el lanzamiento para el 22 de enero de un ordenador por debajo de los 500 dólares. Steve Jobs, su fundador, prometió ante una sala abarrotada de fieles en la feria Macworld que el nuevo Mac mini servirá para atraer a los usuarios de Windows hacia el reino de Macintosh, formado por devotos que no han llegado a ser una masa. ¿Lo conseguirá?

La historia muestra que en el pasado Apple jugó mal sus cartas en el negocio de los ordenadores y que Bill Gates, fundador de Microsoft, le ganó por la batalla de la estandarización. 'Llegó un momento en que nadie se arriesgaba a tener un Macintosh porque ser diferente daba miedo, a no ser que estuvieses en uno de los nichos de Apple: publicidad, diseño...', dice Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa.

El hecho de que Mac siga siendo una plataforma propietaria es un freno insalvable para poder recuperar la gloria perdida, según opina Ángel Barbero, director general de la consultora tecnológica NeoBT, quien confía en que el precio y características de la nueva máquina harán que se vendan muchas más unidades de las que tradicionalmente se vendían de los Mac. 'De todos modos, hay que entender que Apple ha cambiado radicalmente su estrategia y su interés no es recuperar un mercado perdido, sino encontrar otro nuevo'.

Los analistas creen que el Mac mini está llamado a ser pieza clave en el ocio digital

APPLE INC. 146,63 -0,80%

Según Barbero, es necesario dejar de pensar en los Mac sólo como plataforma de diseño gráfico, que era la visión que muchos tenían de la marca. 'Es muy probable que el Mac mini sea el segundo paso, después del iPod, para una estrategia en la que los dispositivos son un apoyo para los servicios (del mismo modo que iPod e iTunes lo son entre sí), marchando hacia plataformas de ocio digital más completas para el hogar.

A los expertos no les extrañaría que la nueva máquina de Apple se convirtiera en ese dispositivo multipropósito que se empieza a vislumbrar en el ámbito doméstico, donde tendrá que verse las caras con empresas como Microsoft y Sony.

Algunos analistas han reaccionado al anuncio con tibieza ya que no creen que los usuarios abandonen el PC sino que hagan del Mac un equipo adicional enfocado al ocio. 'Pese a los desastrosos (económicamente) escarceos multimedia de Sculley ex presidente de Apple en los años noventa, Apple ha demostrado, tras la vuelta de Jobs, una capacidad de ejecución casi perfecta', opina Javier Candeira, cofundador de Barrapunto.com.

¿Hará daño el nuevo Mac mini a Dell o HP?

¿Es realmente el Mac mini un ordenador barato? 'Su lanzamiento puede calificarse de muchas maneras pero no de barato', opina Enrique Dans. Por 499 dólares, Apple ofrece un procesador de 1,2 GHz, 256 MB RAM, disco duro de 40 Gigas y DVD-ROM/CD-RW. Y por 100 dólares más, un procesador de 1,4 GHz y un disco duro de 80 Gb. Pero el producto está pelado, porque no incluye monitor, teclado, ni ratón. Por comparar, en Dell por 399 dólares el usuario se puede llevar un procesador de 2,4 Ghz con 512 MB de Ram, disco duro de 40 gigas, un CD o DVD ROM, un monitor de 17 pulgadas, un teclado y un ratón. 'Lo que Apple está haciendo es aprovechar una imagen de marca para lanzar un ordenador que pueda considerarse de 'nivel de entrada', que seduzca, que ofrezca la mística manzana a un precio que quite el miedo', subraya.

¿Hará daño la nueva máquina a HP o Dell, entre otros? Está claro que la estrategia de Steve Jobs es un intento de popularizar la plataforma Mac y de entrar de lleno en sectores, tanto profesionales como particulares, donde Apple no estaba antes. Al equiparar el coste de un Mac al de otros fabricantes de PC, teniendo un cuidado diseño y una imagen reforzada en los últimos años, es probable que arranque un trozo de tarta a dichas empresas, sobre todo en usuarios de bajo perfil. Morgan Stanley rebajó ayer la calificación de las acciones de HP, entre otras cosas, porque 'es el fabricante de PC estadounidense más expuesto al lanzamiento de los nuevos Mac de Apple'.

¿Quién puede querer comprarlo? En el segmento al que Apple se dirige de forma habitual, los usuarios pueden utilizar el Mac mini como un segundo ordenador, un servidor de contenidos o un terminal para otra sala. Pero también puede servir como vía de entrada para potenciales clientes que no tienen ordenador, así que los analistas creen que el mercado es amplio y las perspectivas buenas. 'No creo que canibalice la venta de los ordenadores de más precio y prestaciones, que es la duda que muchos tienen. Su segmentación es muy acertada', subraya Candeira.

El efecto iPod crea una nueva legión de clientes

El éxito de iPod supone la vuelta de una imagen, de una religión. El usuario de este reproductor musical siente que lleva en su bolsillo más un sentimiento que un cacharro para escuchar música. 'Es el milagro del marketing. Y ese es el efecto que ahora Jobs pretende escalar a otros productos', cuenta Enrique Dans. 'El modelo que ha sostenido tradicionalmente Apple, de exclusividad y diferenciación frente a los PC compatibles, estaba obsoleto, como demostraban los resultados', sostiene Ángel Barbero, de NeoBT. Este experto añade que el inesperado éxito de iPod les ha abierto una puerta hacia un modelo diferente de negocio de producto. Precios y márgenes más bajos pero con una economía de escala basada en mayor producción, 'aunque mantienen una diferenciación clara en el diseño'.

Los expertos creen que Apple ha logrado diversificar el riesgo y entrar en nuevos mercados, ya que están lanzando productos que pueden complementarse con servicios auxiliares. 'O no tan auxiliares, porque iTunes ha ayudado sin duda a los buenos resultados de 2004', subraya Barbero. El efecto de apalancamiento sobre la imagen de Apple que puede tener el bajar la barrera de entrada económica a los Mac puede ser muy interesante, añade Dans. Y es que, como recuerda este profesor de tecnología, en muchos casos el usuario mira a Apple como 'un objeto de deseo', pero no lo prueba porque percibe el riesgo de una inversión alta en un ordenador con una cuota de mercado baja.

El Mac mini, según coinciden, tiene posibilidades de seducir. 'Yo mismo estoy considerando, por primera vez en casi 20 años, el capricho de ir a la tienda y pagar por tener un Mac', confiesa Javier Candeira, cofundador de Barrapunto.com.