Aeronáutica

Abertis se fija como reto de 2005 hacerse con la gestión de Hispasat

Abertis se ha marcado como uno de los principales retos para 2005 entrar en el capital social de Hispasat 'como socio mayoritario y gestor', informó ayer el consejero delegado del grupo, Salvador Alemany.

Con la entrada en Hispasat, Abertis pretende posicionarse en gestión de satélites de comunicaciones y completar así el abanico de actividades que componen su negocio de gestión de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones.

Alemany declinó pronunciarse respecto a la vía por la que materializará este proyecto que, según precisó, actualmente está en punto muerto. 'Se están haciendo tanteos y el Gobierno es el que tiene que decidir', añadió.

No obstante, el consejero delegado de Abertis subrayó que su objetivo es contar con 'una participación mayoritaria o bien participar en el núcleo duro' del accionariado de Hispasat y, además, gestionar la red de satélites.

El Estado controla el 25,6% de Hispasat a través de distintas instituciones y empresas públicas, entre ellas la SEPI y EADS-CASA. El resto del accionariado del grupo que preside Petra Mateos se reparte entre Eutelsat (27,7%), Auna (17,6%), Telefónica (13,2%) y BBVA (10,8%). El líder mundial, Astra, ha mantenido contactos con algunos de los socios y con el Gobierno para entrar en el capital.

Alemany sitúa la entrada en Hispasat en la estrategia para 2005, centrada en combinar la 'consolidación y el crecimiento orgánico' de lo que definió como core business de la empresa: la gestión de autopistas, aparcamientos, aeropuertos, centros logísticos y telecomunicaciones.

El error de Xfera

Fuera de este grupo de negocios estratégicos situó a la participación del 8,36% que tiene en el operador de telefonía móvil de tercera generación (UMTS) Xfera, si bien aseguró que Abertis 'no dejará colgados al resto de accionistas', rechazando así una eventual venta.

Alemany reconoció que la compañía erró cuando en 2000 decidió invertir en un negocio que no es de infraestructuras. Como contrapunto, apuntó a la lógica del lanzamiento, junto con AENA, de una opa amistosa sobre el operador aeroportuario británico TBI, una operación valorada en 551,1 millones. Alemany manifestó su voluntad de obtener de la operación y de su 'compañero de viaje' el conocimiento suficiente del negocio de gestión de aeropuertos para 'si un día llega el momento, jugar algún papel también en el sistema aeroportuario español'.

Por otro lado, Abertis comunicó ayer a la CNMV el lanzamiento en 2005 de un programa de emisión de renta fija en forma de bonos u obligaciones por 700 millones de euros. Abertis pretende refinanciar su deuda, con el fin de alargar su plazo medio de amortización y diversificar los instrumentos de financiación.