Comisiones

La renta variable emergente soporta las comisiones más elevadas

La renta variable de los mercados emergentes es el activo que soporta las comisiones más altas. Esa es una de las conclusiones de un estudio de Mercer Investment Consulting, en el que se destaca también que las comisiones más altas se cargan a las clases de activos con mayor potencial de añadir valor.

Los productos de renta variable emergente son los más caros de gestionar, según se desprende de un estudio mundial realizado por Mercer Investment Consulting sobre las comisiones de gestión de los activos tradicionales. El informe, realizado entre más de 2.000 empresas de todo el mundo, refleja que los productos que gestionan carteras de renta variable emergente soportan unas comisiones del 0,95% de media para mandatos de gestión de 50 millones de dólares (unos 38 millones de euros). Los mandatos superiores, de 75 millones de dólares, la comisión media es algo menor, de 0,90%.

El estudio de Mercer constata, además, que son aquellos activos con mayor potencial de añadir valor los que soportan las comisiones más elevadas. En este sentido, las comisiones de los productos de renta fija son mucho más bajas que las de la renta variable, donde las comisiones son más elevadas porque el gestor tiene más potencial para batir al mercado.

No obstante, las comisiones suben en aquellas categorías de renta fija más especializadas que los bonos gubernamentales, como pueden ser los bonos de alto rendimiento. Las comisiones de renta fija basada en índices son hasta un 0,30% más baratas que las de la renta fija gestionada activamente.

En lo que respecta a el tipo de inversión en renta variable, los activos de menor capitalización son más caros que los de mayor tamaño. Así, los productos de empresas de pequeña capitalización de Estados Unidos tienen unas comisiones que oscilan entre el 0,82% y el 0,88% para un mandato de 50 millones, mientras que los productos de renta variable de elevada capitalización soportan cargas que varían entre el 0,55% y el 0,58%.

El estudio elaborado por Mercer muestra que los productos gestionados son más caros o más baratos según el país en el que se lanzan. Las comisiones de las estrategias de renta variable global son más caras en Asia, sin tener en cuenta Japón, con comisiones de gestión medias de hasta el 0,75%. Canadá es el país más barato, con comisiones de entre el 0,3% y el 0,4% para el mismo tipo de activo.