Agencia Tributaria

Hacienda creará unidades contra el fraude inmobiliario

La Agencia Tributaria está convencida de que el sector inmobiliario oculta importantes bolsas de fraude. Para hacer frente a esta realidad, quiere poner en marcha unidades especializadas en fraude inmobiliario, con inspectores y técnicos dedicados en exclusiva.

El mercado inmobiliario es uno de los más dinámicos del país y, al tiempo, uno de los que ofrece mayor potencial de fraude. Sin embargo, la Agencia Tributaria no dispone de equipos de inspección especializados que sean capaces de investigar con la eficacia deseable las operaciones que se registran en este sector.

El Ministerio de Hacienda, consciente de que los métodos utilizados hasta ahora no funcionan, estudia la creación de 'unidades especializadas, dedicadas a la investigación en profundidad del sector inmobiliario'. La idea ha sido incluida en el borrador del plan de prevención contra el fraude que el Gobierno quiere aprobar antes de que acabe el año, una vez que haya sido sometido a información pública.

Hacienda reconoce que los sistemas de control y los métodos de trabajo actuales presentan importantes debilidades. Entre ellas destaca la falta de formación de los inspectores para afrontar la compleja legislación urbanística. Una normativa que está sujeta a cambios constantes por municipios y comunidades autónomas. La creación de equipos de inspectores especializados en fraude inmobiliario permitirá contar con expertos en esta materia que, además, se reciclen mediante 'cursos de formación específicos'.

Los nuevos equipos perfeccionarían la investigación de promociones

Además, el Gobierno quiere implantar un 'método informatizado de ayuda a la comprobación' que sea específico para el sector inmobiliario. Para ello es vital que la información sobre inmuebles de la que se puedan servir los inspectores esté estructurada en un sólo epígrafe, no como ahora, en el que hay una cierta fragmentación de los datos.

En el mismo epígrafe deberá incluirse toda la información disponible sobre notarios, registradores y el catastro. Hacienda quiere dar relevancia también a indicadores de detección de fraude como el número de veces que cambia un inmueble de titular en un periodo y las cantidades deducidas por inversión en vivienda. La creación de equipos de investigación especializados favorecería el seguimiento de un proceso urbanístico desde su inicio (recalificación del suelo), hasta la venta del inmueble. La experiencia de estos nuevos equipos se podrá utilizar para mejorar los sistemas de selección de contribuyentes con riesgo.

Por otra parte, la Agencia reconoce que también es mejorable la organización administrativa, ya que en estos momentos cuenta con unidades de control 'demasiado territorializadas'. Los nuevos equipos podrían ser más eficientes si tienen libertad de movimiento, no sólo en el área de la que dependen sino en zonas anexas.

Hacienda pretende también la creación de unidades integrales (inspección-recaudación) para prevenir la ocultación de bienes y el vaciamiento patrimonial antes del cobro de la deudas.

Información sobre fincas expropiadas

La creación de equipos especializados en fraude inmobiliario se completará con una serie de medidas que se centran en la obtención de más información relevante para el inspector.

Una de las que Hacienda se está planteando es la obligación de que los entes públicos beneficiarios de expropiaciones comuniquen a la Dirección General del Catastro la relación de titulares de fincas expropiadas.

El resto de medidas han sido anunciadas ya por el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Entre ellas, destaca la obligación de que el comprador de una vivienda refleje en la escritura pública el medio de pago que ha utilizado, sobre todo, si se ha hecho en metálico. También se ha propuesto en el plan contra el fraude que se obligue a inscribir en el registro de la propiedad el documento de compraventa privado anterior a la escritura. También se quiere que la referencia catastral aparezca en los contratos de suministro de energía (luz, gas, etc.), en el caso de arrendamientos.

Medio centenar de arquitectos apoyarán la tarea

La complejidad técnica del sector inmobiliario y los cambios constantes en la normativa por parte de ayuntamientos y comunidades autónomas dificulta notablemente la labor de los inspectores. Por ello, el Ministerio de Hacienda quiere reforzar la labor de estos profesionales dotándoles de la asesoría de otros expertos.

Las unidades especializadas en fraude inmobiliario contarán, entre otros medios, con la colaboración de un cuerpo de arquitectos.

La normativa inmobiliaria es especialmente compleja cuando se desciende al tratamiento de información técnica como son los pliegos de condiciones de promociones urbanísticas. Hacienda entiende que es preciso vigilar algunas prácticas contables irregulares, derivadas en buena parte de 'presupuestos artificialmente bajos'. Aquí, la labor de un arquitecto es importante porque está familiarizado con la confección de presupuestos de obras.

Por otra parte, en las constructoras pequeñas, Hacienda ha detectado la ocultación de ingresos extraordinarios y la deducción de gastos asociados a ingresos no declarados que se imputan a ingresos sí declarados. Y esta será otra de las líneas a investigar.

La Agencia Tributaria cuenta ya con unos 50 arquitectos que ahora se dedican a 'tareas de mantenimiento y vigilancia de las sedes del organismo'.

La intención de los responsables de Hacienda es que estos arquitectos se dediquen también a 'prestar el apoyo técnico necesario' a los inspectores fiscales que formen parte de las unidades especializadas en lucha contra el fraude inmobiliario.