EDITORIAL

Deficiencia eléctrica

Málaga sufrió en la madrugada de ayer un apagón que dejó sin suministro eléctrico a 34.000 abonados durante casi una hora. Con este son cinco los apagones y más de un millón de personas las afectadas en los últimos diez días. Y en varios casos se trata de averías provocadas por incendios en estaciones eléctricas. Mientras se suceden los apagones, 50 millones de euros permanecen depositados en una cuenta corriente de la Comisión Nacional de la Energía, en espera de que las comunidades autónomas, Industria y las eléctricas firmen convenios para planes de mejora de la calidad en el suministro eléctrico. Esta cifra debía ser igualada por las regiones (elevando la inversión a 100 millones) y ser complementada, a su vez, por las eléctricas. Pero problemas de todo tipo (presupuestarios, técnicos y políticos) han impedido que estas inversiones se pongan en marcha. Para ser eficaces, este tipo de iniciativas deben planificarse mejor y contar con un mayor consenso. Pero, por encima de todo, no deben hacer olvidar que los primeros responsables de la calidad del servicio son las propias compañías.