Automoción

Nissan invertirá 140 millones en Ávila para fabricar un nuevo camión

Nissan dio ayer un espaldarazo a su planta de vehículos industriales en Ávila. El fabricante nipón anunció que su factoría en la ciudad fabricará a partir de verano de 2006 un nuevo modelo, que sustituirá a uno de los dos camiones que monta en la actualidad. La compañía invertirá 140 millones de euros, tanto para los proveedores como para investigación y desarrollo.

Estos planes llevaron ayer al consejero director general, Teruo Takebe, a afirmar que la decisión supone 'asegurar el futuro de la planta' abulense 'a medio plazo' y garantizar sus 645 puestos de trabajo. La dirección de Nissan Motor Ibérica rehusó facilitar más detalles acerca del nuevo vehículo, ya que, aseguraron, el lanzamiento forma parte de un plan industrial de mayor calado para Ávila.

Sin embargo, Takebe sí anunció que del nuevo modelo se pretenden fabricar unas 24.000 unidades una vez se alcance el pico de producción. Esta carga de trabajo supondrá incrementar en un 60% la producción. Actualmente, la planta fabrica dos modelos, el Cabstar y el Atleón, de los que lanzará al mercado 21.000 unidades este año. El nuevo camión, no obstante, supondrá la desaparición paulatina del Cabstar, que ya ha cumplido su ciclo de vida. El nuevo modelo, según Takebe, se comercializará en toda Europa y funcionará con motores fabricados en la Zona Franca de Barcelona y en Japón.

La decisión de la matriz en Tokio ha sido posible, según Takebe, gracias a los compromisos de mejora de productividad alcanzados por las plantas en España.

Del nuevo camión se fabricarán 24.000 unidades anuales en exclusiva para el mercado europeo

En mayo pasado, Nissan amenazó con presentar un expediente de regulación de empleo para 848 trabajadores en su zona de producción barcelonesa. Esta amenaza se conjuró con la firma de un convenio que aportaba la flexibilidad que requería la dirección. Además, la división española adoptó un programa de eficiencia denominado Top '07, con el que pretende situar las factorías en la península entre las más productivas del grupo.

La plantilla de la planta abulense también pactó un convenio colectivo 'satisfactorio' en términos de productividad y flexibilidad, lo que, según Takebe, ha posibilitado las inversiones. 'El nivel de competitividad no era suficiente a principios de 2003', aseguró ayer Takebe. El actual sí lo es, y, además, Nissan ha contado con el apoyo del Gobierno de Castilla y León, del que espera recibir subvenciones, según reconoció el directivo. El grupo, eso sí, descarta por ahora que se aumente la plantilla.

Más producción

Teruo Takebe también se refirió a la actual situación del fabricante en España, una vez superados sus problemas laborales. Anunció que la planta de Nissan en Barcelona alcanzará este año una producción récord de 123.000 unidades, que se elevará a 170.000 unidades en 2005. Con ello, la empresa mantendrá el próximo año los 600 empleos temporales con que cuenta esta fábrica. Durante el pasado ejercicio, la filial española alcanzó una facturación de 2.450 millones y un resultado operativo de 54,9 millones de euros.

El consejero director general de Nissan Motor Ibérica también se refirió a los planes para cerrar la planta de motores de Cuatro Vientos, en Madrid. Takebe informó de que la plantilla ha pasado ya de 500 trabajadores a 400 en el último año, y se espera que 200 empleados acepten el traslado a Barcelona. 'Todo el que quiera ir a la Zona Franca, tiene un empleo allí', señaló.

Arcelor enviará acero a las fábricas en Japón

El presidente de Arcelor, Guy Dollé, indicó hoy que ha acordado el envío de varios miles de toneladas al mes a Japón para que el grupo automovilístico Nissan pueda hacer frente a la escasez de ese material, que le ha obligado a programar un parón

En una entrevista a una emisora francesa recogida por Efe, Dollé explicó que se habían mantenido contactos con el presidente de Nissan, Carlos Ghosn, para ver la forma de ayudarle a superar los problemas de aprovisionamiento de sus fábricas japonesas. Arcelor provee de acero a Nissan en otros mercados.

En cuanto a las subidas de precios del 20 al 50% anunciadas para los clientes con los que tienen contratos anuales, Dollé explicó que 'esos contratos estaban a precios bloqueados en 2003, incluso en 2004, y las alzas de 2005 están esencialmente decididas para compensar la subida de las materias primas'.