EDITORIAL

La confianza de Nissan

Lejos de los temores a las deslocalizaciones de industrias y de las dificultades para adaptarse a la flexibilidad que demanda el sector, la planta de Nissan en Vitoria acaba de recibir un espaldarazo de la multinacional que garantiza su futuro 'a medio plazo', según sus responsables. La factoría alavesa de vehículos industriales, que porta el testigo de marcas españolas históricas como Avia o Ebro, fabricará a partir de 2006 un nuevo modelo de camión, para lo que invertirá 140 millones de euros. La nueva carga de trabajo incrementará la producción de la fábrica un 60% y llega de la mano de los compromisos de mejora de productividad y flexibilidad laboral alcanzados entre la empresa y los trabajadores para sus instalaciones españolas. La decisión de la filial japonesa de Renault es más significativa bajo la óptica de las tensiones laborales de hace seis meses en su planta de Barcelona. Aquel proceso se saldó igualmente con un acuerdo de mayor flexibilidad laboral y más productividad. Tales acuerdos desembocan ahora en nuevos proyectos, que refuerzan la apuesta de la multinacional por España.