Cierre

Ahold reitera que cerrará la venta de sus establecimientos en España antes 2005

La empresa holandesa de distribución Ahold ha reiterado hoy en un comunicado que cerrará la venta de sus establecimientos en España "durante este año", ya que el proceso de desinversión sigue el calendario planeado. Por otro lado, la compañía ha presentado los resultados de los tres primeros trimestres de 2004 con una perdida neta de 539 millones de euros.

Ahold anunció el pasado octubre un acuerdo de venta de alrededor de 600 tiendas en España a la inversora británica Permira, por valor de 685 millones de euros. La sociedad ha asegurado en varias ocasiones que defenderá las mejores condiciones posibles para los trabajadores en España durante el proceso de venta.

En España Ahold cuenta con 620 establecimientos y 15.000 trabajadores distribuidos en las cadenas de supermercados Supersol, Hipersol e Hiperdino, ubicadas en Madrid, Cataluña, Canarias, Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Castilla-La Mancha, así como en los almacenes mayoristas CashDitlo, y en las tiendas turísticas Netto, en Canarias.

Ahold aplica un proceso de desinversión de sus filiales no rentables con el fin de recuperarse de la crisis financiera que atraviesa desde que se descubrió que en su filial norteamericana "US Foodservices" se inflaron los beneficios en más de 800 millones de euros.

La firma holandesa ha asegurado hoy que cumple el calendario planeado de ventas, el cual espera finalizar al final de 2005. Según ese esquema, anunciará antes de 2005 los acuerdos de venta de las norteamericanas BI-LO y Bruno's.

Una pérdida neta de 539 millones hasta septiembre

Ahold ha presentado hoy las cifras de los tres primeros trimestres del ejercicio 2004, en los que ha registrado una pérdida neta de 539 millones de euros en comparación con los 13 millones de pérdidas obtenidos durante el mismo período del año anterior.

Parte de esa pérdida se vio "negativamente influida" por el préstamo de 43 millones de euros hecho a la filial española de capital compartido, Luis Páez.

En el tercer trimestres se ha registrado una pérdida neta de 166 millones de euros, lo que supone un incremento del 66% en comparación con las de 100 millones registradas en el mismo periodo del ejercicio precedente, debido principalmente a una carga extraordinaria, informó hoy la compañía en un comunicado.

Además el consorcio holandés ha explicado que también ha jugado en contra el gasto extraordinario de 87 millones de euros, resultado de la compra forzosa de las acciones que la empresa noruega de capital de riesgo Canica tenía en la filial de Ahold ICA, en Noruega.