Moneda æscaron;nica

El euro bate un nuevo récord y se queda por encima de los 1,31 dólares

El euro, que ayer cotizó en Francfort por encima de los 1,309 dólares, se situaba al cierre de la sesión de hoy en el mismo mercado en los 1,3163 dólares, un nuevo récord, y mira ya hacia la barrera del 1,32. Algunos operadores en los mercados de divisas consideran que la actual carrera alcista del euro es imparable, mientras que otros opinan que pronto habrá una reacción a la debilidad del dólar, que corregirá la tendencia actual.

Los operadores de los mercados de divisas dijeron que algunos bancos centrales de Oriente Medio compraron hoy euros, lo que contribuyó a intensificar la revalorización de la divisa europea. Además, la moneda única estuvo favorecida por la disposición de Rusia de incrementar la proporción de esta divisa en sus reservas y disminuir el volumen de dólares. Con esta postura Rusia ha dejado claro su apoyo al euro y su desconfianza en las posibilidades de apreciación del billete verde.

Otra posible causa puede haber estado en el escaso volumen de negocios en los mercados de divisas, ya que mañana, jueves, los mercados financieros estadounidenses estarán cerrados por el día de Acción de Gracias. Esto suele desencadenar fuertes vaivenes en los cambios de las divisas. No obstante, los expertos en divisas creen que no hay datos más concretos para explicar la fortaleza actual del euro y que, simplemente, el mercado está posicionado a favor de la divisa comunitaria. Por su parte, el Banco Central Europeo ha fijado su cambio oficial en 1,3146 dólares.

Desde el punto de vista estadounidense, el doble déficit de la primera potencia, fiscal y por cuenta corriente, sigue siendo el motivo de que se mantenga la actual debilidad del billete verde, según analistas de divisas de la sociedad de servicios informativos económicos. Los expertos consideran que EEUU necesita un dólar débil para financiar el elevado déficit.

Por otra parte, la fortaleza de la divisa única perjudica las exportaciones de la zona euro y puede lastrar el ritmo de crecimiento económico de las principales economías del área. En su intervención en el Parlamento con motivo del debate presupuestario para 2005, el canciller alemán Schroeder afirmó que, dado el actual cambio del euro, ¢estoy preocupado por nuestras exportaciones¢.