Negocios

Oracle estima que las previsiones financieras de PeopleSoft no son creíbles

El grupo de software Oracle, que no ceja en sus intentos de compra de PeopleSoft desde hace 18 meses, ha afirmado que las previsiones financieras del consejo de administración de su rival para 2005, publicadas este fin de semana, "no son creíbles" ni se ajustan a las estimaciones del mercado. El consejo de administración de PeopleSoft rechazó el pasado sábado una vez más la OPA hostil de Oracle considerando que su oferta, de 24 dólares por acción, infravaloraba el valor real del grupo de software para empresas.

"Los analistas financieros consideran casi por unanimidad que vuestras nuevas previsiones para 2005 no son creíbles", destacó Oracle en una carta enviada al consejo de administración de PeopleSoft, en la que destacó que casi un tercio de las acciones del grupo, cerca de 125 millones, han sido vendidas en el mercado por menos de 24 dólares, a precios comprendidos entre los 22,5 y los 23 dólares.

Para el conjunto de 2005, PeopleSoft prevé alcanzar una cifra de negocio de entre 640 y 655 millones de dólares, impulsado por las ventas de licencias, lo que supone un crecimiento de entre el 5 y el 10%, con una cifra de negocio de entre 2.800 y 2.900 millones de dólares, entre un 4 y un 8% más, con un beneficio por acción proforma comprendido entre los 1,05 y los 1,10 dólares.

OPA bolqueada

PeopleSoft, que sigue esperando a la asamblea general del próximo mes de abril y manteniendo el bloqueo sobre la OPA, denominado por Oracle 'la píldora envenenada', estima que estas previsiones no tienen en cuenta "la posible eliminación de la carga" que está suponiendo la oferta de Oracle.

Por su parte, el grupo que preside Larry Ellison considera que dicha carga se debe a la numantina defensa que practica el actual consejo de administración. El pasado viernes, Oracle había recibido confirmaciones no vinculantes de que más del 60% del capital PeopleSoft acudiría a la oferta, pero el consejo mantuvo su férrea negativa y su insistencia en no vender. En la misiva enviada hoy, Oracle pide a la dirección que abandone su actual postura y "permita a los accionistas vender su compañía".

El paso siguiente en esta partida tendrá que darlo Oracle, que llevará el miércoles a su rival ante un tribunal de Delaware y tiene de plazo hasta el jueves para presentar su candidatura para formar consejo de administración.