Astilleros

Los sindicatos de Izar exigen al Gobierno un nuevo interlocutor para seguir las negociaciones

Las negociaciones entre los sindicatos y el Estado para tratar de hallar una salvación a los astilleros de Izar no se han roto, según los representantes de los trabajadores. Sin embargo, sí exigen para proseguir con el diálogo un nuevo interlocutor que no sea la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI).

Los representantes de CC OO, Felipe López, y UGT, Carlos Romero consideran que la SEPI ha vuelto al plan presentado el 7 de septiembre, que preveía la segregación de los astilleros militares y la privatización de los civiles. En este sentido, piden la intervención "directa" del Gobierno en la solución del conflicto. Por su parte, el secretario general de MCA-UGT, Manuel Fernández Lito, ha recalcado que reconoce que es una situación ¢compleja y difícil¢, sin embargo señala que le parece "una broma de mal gusto el estar siempre apelando a Bruselas".

"Soluciones dolorosas"

Hoy mismo, la Comisión Europea, a través de la portavoz de Competencia, Amelia Torres, ha reiterado que la estructura accionarial SEPI y los sindicatos para la parte civil de Izar le plantea "serias dudas" al tener un control público mayoritario y ha asegurado que los astilleros españoles deben afrontar "decisiones dolorosas".

La respuesta de la SEPI no se ha hecho esperar. Su presidente, Enrique Martínez Robles, ha subrayado que el problema de los astilleros públicos debe resolverse "dentro de los límites" que marca la normativa comunitaria y ha pedido a los sindicatos "un esfuerzo de realidad".

Además, Martínez Robles ha recordado que "haya acuerdo con los sindicatos, o no, esta empresa [Izar] entrará en causa de disolución el día uno de enero, porque no puede hacer frente a la devolución de los 1.200 millones", en referencia a las ayudas declaradas ilegales por la UE. En declaraciones a la Cadena SER, el presidente de la SEPI ha señalado que la causa de disolución es una situación jurídica en la cual los administradores tienen que solicitar del accionista o bien que reponga el capital, o bien que inste la disolución de la sociedad, y esa es la circunstancia en que se va a encontrar Izar.

Movilizaciones de protesta

Esta mañana trabajadores de varios astilleros se han movilizado en protesta por la decisión del Gobierno de retirar el plan pactado el pasado 19 de octubre. Empleados de La Naval de Sestao (Vizcaya), que habían permanecido encerrados dentro del astillero desde primeras horas de ayer, han colocado barricadas de fuego en las carreteras de acceso a la fábrica y en las vías de Renfe. Mientras, en Izar-San Fernando (Cádiz) han cortado, durante dos horas, la N-IV y la vía férrea en protesta por lo que consideran "una tomadura de pelo¢ tras el "rechazo de la Comisión Europea a que las cajas de ahorro entren en el capital del sector civil" de los astilleros públicos. En Gijón, los trabajadores del astillero se manifestaron por las calles de la ciudad y lanzaron huevos y piedras a la sede local del PSOE.

A media mañana los trabajadores han vuelto dentro de las fábricas y se ha recuperado la normalidad. Sin embargo, mañana se esperan nuevas movilizaciones y los sindicatos han anunciado que elaborarán, junto con los empleados, un nuevo calendario de huelga hasta finales de noviembre. Además, el próximo 24 de noviembre habrá una reunión sindical en la que se decidirá los pasos a seguir a partir de ahora.