Astilleros

Los sindicatos rompen las negociaciones con la SEPI sobre el futuro de Izar

Vuelco en las negociaciones sobre el futuro de los astilleros públicos. La SEPI y los sindicatos rompieron ayer el diálogo por la decisión del Gobierno de retirar el plan pactado el pasado 19 de octubre. Según la SEPI, la Comisión Europea rechaza la estructura accionarial de la división civil y tampoco acepta la constitución de un holding.

Ruptura 'definitiva' de las negociaciones. Los sindicatos fueron ayer rotundos al calificar la reunión mantenida ayer con el presidente de la SEPI, Enrique Martínez Robles, como un engaño, y exigieron la intervención del Gobierno.

La SEPI dio ayer marcha atrás sobre el plan inicial pactado el pasado 19 de octubre con las centrales y rechazó, en primer lugar, la creación de un holding que englobaría la parte civil y la militar. Tampoco es viable, según la SEPI, cumplir el acuerdo sobre la mayoría cualificada del capital de la división civil, que, conforme a lo pactado, debería ser público. Según explicó ayer Martínez Robles, la Comisión Europea considera que esa estructura supondría 'prefigurar por acuerdo la composición del accionariado'.

Igualmente, la SEPI rechaza la inclusión de los astilleros de Fene y San Fernando en la parte militar, tal y como se acordó en octubre. Además, Martínez Robles aseguró que hay que proceder inmediatamente a la segregación por la débil situación en la que se encuentra la empresa. Izar debe devolver en menos de un mes más de 1.000 millones de euros declarados ilegales por la Comisión Europea.

Tras la exposición de estas cuestiones, la SEPI volvió a poner sobre la mesa como única posibilidad el plan del 7 de septiembre, en el que sólo se garantiza el futuro de la división militar. Según ese documento, la parte civil entraría en quiebra y quedaría a expensas del sector privado.

Los sindicatos convocaron ayer nuevas jornadas de paro, que comenzarán el jueves, y fijarán junto a los trabajadores un nuevo calendario de huelga hasta finales de noviembre. Las fechas se decidirán en asambleas convocadas para primera hora de hoy en todos los centros de Izar. Además, habrá una nueva reunión sindical el próximo 24 de noviembre en la que se decidirán los pasos a dar.

'No se puede jugar de esta manera, dando pasos hacia delante para luego echarse atrás', aseguró Felipe López, secretario general de Minerometalúrgica de CC OO. 'Si la SEPI no es capaz de cumplir lo pactado, no es un interlocutor válido'.

Las centrales se niegan a seguir manteniendo reuniones infructuosas con la SEPI y demandan reuniones directamente con el Gobierno.

'Les hemos preguntado por alternativas, y han intentado regatear, pero reconocen que su propuesta actual es la misma que tenían antes del inicio del conflicto, y que fue rechazada por los sindicatos, por el Senado, el Congreso y las Comunidades Autónomas', afirmó Felipe López.

Bruselas plantea dudas, pero no rechaza el plan

Técnicos de la SEPI viajaron el martes a Bruselas para mantener una reunión informal con la Comisión Europea, en la que no estuvo el comisario de Competencia Mario Monti. Según explicó ayer la SEPI a los sindicatos, en esa reunión se rechazó el plan porque Bruselas considera la estructura accionarial de Izar ayudas de Estado encubiertas. Sin embargo, fuentes de la Comisión Europea aseguraron ayer a Europa Press que la Comisión sólo planteó 'algunas dudas' al tener la parte civil un control público mayoritario. 'La única cosa que les dijeron claramente es que en una estructura empresarial que va a ser controlada mayoritariamente por entidades públicas es lógico que se planteen algunas dudas de que puedan volver a beneficiarse de ayudas ilegales', aseguraron esas fuentes.