Moneda

El euro bate su máximo histórico frente al dólar

El euro ha batido en los mercados europeos de divisas un nuevo récord histórico, desde su introducción en enero de 1999, al dispararse hasta los 1,2953 dólares y superar la cota máxima de los 1,2929 dólares alcanzada el pasado mes de febrero.

Tras la victoria de George W. Bush en las elecciones estadounidenses y las consiguientes perspectivas de desequilibrios fiscales en la economía de ese país, la moneda europea se ha venido acercando al máximo histórico que mantenía desde el 18 de febrero de 1,2929 dólares frente al billete verde. Parece en estas circunstancias, que los mercados de divisas prefieren los euros. Desde la llegada de Bush a la Casa Blanca en 2001, el dólar ha caído un 21% frente al euro.

Para los analistas la moneda única va a continuar con las cuatro semanas que lleva al alza y sospechan que en pocos días se estará pagando 1,30 dólares por cada euro.

Los mercados de divisas no han atribuido a ninguna causa especial la fortaleza del euro, aunque sí han expresado su preocupación por una implicación más profunda de EE UU en Oriente Próximo ante la posibilidad de un próximo fallecimiento del líder palestino, Yaser Arafat, hospitalizado en París.

Ayer mismo, el Banco Central Europeo anunció que mantenía los tipos de interés en el 2%. Su presidente, Jean-Claude Trichet, calificó de indeseable "una excesiva volatilidad y movimientos desordenados".

Voces de preocupación

La fortaleza del euro está generando preocupación entre los líderes europeos y recuerda a los momentos en que la moneda europea descendió en otoño de 2000 a cotizaciones mínimas frente al dólar. Pero ahora es la solidez de la moneda única la que preocupaba a dirigentes europeos como el presidente de Francia, Jacques Chirac, que en Bruselas contradecía indirectamente a su compatriota Jean-Claude Trichet, el presidente del BCE.

También desde Bruselas, el canciller federal alemán, Gerhard Schroeder, trataba de quitar hierro a las ganancias del euro, asegurándose que no son dramáticas, y el presidente del Gobierno español, José María Rodríguez Zapatero, descartaba acciones para impedir el auge de la moneda única, según la agencia Dow Jones.

Mientras tanto, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha considerado que el Banco Central Europeo debería cambiar su política ante la subida del euro frente al dólar para que Europa pueda avanzar en su crecimiento.

Berlusconi ha señalado que "si pensamos" que la cotización del euro cuando entró en vigor era de 0,87 dólares, mientras que ahora ha llegado a 1,27 dólares, entonces "se entiende lo que está sucediendo".

En este sentido, ha explicado que quien compra con dólares encuentra "un tercio más caros" los productos procedentes de la zona euro y "hasta a los mismos ciudadanos, consumidores y empresas de la eurozona les conviene comprar" aquellos de Estados Unidos "porque son más baratos".