Acuerdo

La plantilla de Volkswagen acepta recortes salariales para garantizar el empleo

Representantes de la dirección del grupo automovilístico alemán Volkswagen y del sindicato IG Metall han alcanzado un acuerdo sobre el programa de reducción de costes propuesto por la compañía, después de semanas de negociaciones. Un responsable de IG Metall indicó que el sindicato ha aceptado realizar concesiones salariales, mientras que la empresa se ha comprometido a garantizar el mantenimiento de 103.000 empleos en seis plantas en Alemania. El acercamiento se produce tras 26 horas de conversaciones correspondientes a la sexta ronda de negociaciones y después de que los trabajadores del consorcio de Wolfsburg realizaran movilizaciones.

Josef Fidelis Senn, que encabezó las negociaciones por parte de Volkswagen, comentó que la empresa ha alcanzado el objetivo de rebajar los costes en 1.000 millones de euros hasta 2006, en la primera etapa de un ambicioso programa de ahorro. El poderoso sindicato del metal IG-Metall ya había rebajado del 4% al 2% sus peticiones de aumento salarial, pero la dirección de la compañía exigía una congelación salarial para los próximos dos años.

Harmut Meine, negociador de IG Metall con Volkswagen, dijo al término de las negociaciones que las dos partes acordaron la seguridad de empleo para los 103.000 trabajadores hasta 2011, cuando finaliza el programa de ahorro con el que el fabricante quiere reducir los costes laborales en 2.000 millones de euros. A cambio, los empleados no recibirán ningún aumento salarial en los próximos 28 meses, salvo una paga única de 1.000 euros en marzo de 2005. Ambas partes también acordaron establecer una cuenta anual de trabajo que permitirá a la empresa flexibilizar el horario en 400 horas hacia arriba o hacia abajo para ajustarlo a las necesidades de producción.

Meine dijo a la prensa que los sindicatos "se han tenido que tragar sapos" y que las negociaciones han sido duras, pero que el acuerdo no habría sido posible sin la presión y las huelgas de advertencia que han hecho los trabajadores en los últimos días.