Acuerdo

Alitalia cierra el plan de reestructuración

El Gobierno italiano, la dirección de Alitalia y los sindicatos de la aerolínea llegaron ayer a 'un acuerdo sobre el tratamiento que recibirán los 3.700 trabajadores considerados excedentes'. Las tres partes firmaron el acuerdo definitivo que desbloquea un conflicto que ha durado varios meses.

En las negociaciones previas, la dirección y los sindicatos habían acordado que la plantilla debía reducirse en 3.700 trabajadores, entre pilotos, asistentes de vuelo y personal de tierra. Pero faltaba acordar el tratamiento que los trabajadores afectados debían recibir.

El acuerdo recoge que estas personas pasarán a una caja de integración, durante dos años, lo que significa que formarán parte de un fondo estatal con el que se ayuda a los trabajadores suspendidos de su actividad laboral.

Transcurridos esos dos años, la empresa y las centrales sindicales verificarán si la plantilla de Alitalia es adecuada o si se puede recuperar a una parte de esa plantilla.

Los trabajadores recibirán dinero también de otro fondo constituido con aportaciones de la empresa, los trabajadores, las sociedades que gestionan los aeropuertos italianos y el Ente Nacional de Navegación Aérea.

El acuerdo alcanzado 'despeja el camino para intentar el saneamiento de la compañía y su reorganización, que pasa por la división de áreas y la apertura al capital privado', según la compañía. El acuerdo pone fin a meses de discrepancias, movilizaciones y debates. La empresa ha estado al borde de la quiebra. Ayer sus acciones se revalorizaron un 5% en Bolsa.