Distribución

Ahold vende al fondo Permira sus 600 supermercados en España

La operación de venta de la filial de Ahold en España entró el pasado viernes en su recta final. Según fuentes conocedoras del proceso el pasado 1 de octubre era el día marcado como límite para que todos los grupos oferentes presentaran su oferta final tanto de precio como de plan de negocio.

JP Morgan, entidad encargada por el grupo Ahold para dirigir la venta, analizó durante el fin de semana toda la documentación y previsiblemente a lo largo de esta semana recomiende al grupo holandés el nombre del candidato que su juicio mejor garantiza el futuro de la compañía y de sus trabajadores en España. Las fuentes citadas aseguran que a pesar de que JP Morgan tome esa decisión esta semana el nombre del ganador no se hará público. Y será así dado que tanto la oferta económica como el compromiso de futuro de todas las propuestas presentada están condicionadas a que los datos contenidos en el cuaderno de venta y los facilitados en las reuniones con el equipo directivo de Ahold sean efectivamente ciertos.

Una vez decidido el nombre se abrirá un plazo de unos quince o veinte días para perfilar la operación.

Los medios consultados aseguran que a la puja final sólo llegaron tres ofertantes. Los tres con un claro perfil financiero y todos fondos de capital riesgo. Se trata de Apax, Permira y Vista. Sin embargo no se descarta que JP Morgan cuente también con ofertas y planes de negocio del también fondo de capital riesgo CVC, propietario en España del grupo de distribución El Árbol, y de Eroski. La oferta de este último estaría limitada a los activos de la compañía en Canarias aunque ha manifestado ya su disponibilidad para negociar la adquisición de algún otro activo si así se lo propusiera Ahold.

En todo caso los expertos se inclinan por asegurar que todas la ofertas se encuentran en una banda de entre 600 y 650 millones de euros y que todas contemplan la venta de los activos menos rentables en su plan de negocio. ' La compañía no vale más', asegura un analista involucrado en el proceso de venta, 'todo lo que exceda esa cifra es el complemento competitivo de la oferta y la valoración que los ofertantes estén haciendo del retorno que conseguirán una vez asuman la gestión.

Posible venta a un grupo de distribución

Permira no ha hecho públicas las medidas que tomará en Ahold España. Según el director general, Carlos Mallo, aún cuentan con tres meses, hasta el cierre definitivo de la operación, para 'afinar el plan de negocio' y será entonces cuando se dé a conocer el proyecto. De momento, únicamente se ha adelantado el objetivo de 'consolidar y reforzar la compañía como líder del mercado canario y en las regiones estratégicas de la Península'. El directivo no descarta su venta a medio plazo a un grupo de distribución, según indicó a Bloomberg.

Fuentes del sector esperan que tras la compra se abra un proceso que se parecerá mucho al que CVC puso en marcha en 2000, cuando adquirió El Árbol, propiedad en aquellas fechas del grupo holandés Laurus, y decidió cerrar y vender activos que se vio obligada a comprar pero que no encajaban en su diseño estratégico. Las fuentes consultadas aseguran que será necesario aplicar un severo recorte de costes laborales en las oficinas centrales de la compañía, en donde actualmente trabajan alrededor de 800 personas y reducirlas en alrededor de un 50%.

Al mismo tiempo, señalan que las necesidades de inversión de lo que a partir de ahora será la nueva Ahold España, previsiblemente ya con una nueva denominación comercial, no serán inferiores a unos 20 millones de euros, que tendrán que destinarse casi exclusivamente a la remodelación de tiendas obsoletas. Tampoco se descarta que el cierre de establecimientos si el proceso de venta de activos no estratégicos se cerrara sin los frutos apetecidos.

Candidatos de perfil financiero

A la recta final de la puja por los activos de Ahold en España llegaron básicamente candidatos de perfil financiero. Además de Permira, la cadena de supermerecados tenía sobre la mesa propuestas de las sociedades de capital riesgo Apax y Vista Capital y, según algunas fuentes, también del fondo de capital riesgo CVC, propietario en España del grupo de distribución El Árbol, y de Eroski, ésta con el acento puesto en Canarias. Fuentes del sector han señalado que la venta de Ahold España se trataba de 'una operación típica para el capital riesgo' dadas sus circunstancias, con una delicada situación financiera y claro liderazgo en algunas regiones.

A favor de Permira jugaba, además del apetito de una recién llegada al mercado español, el hecho de que Carlos Mallo, su principal directivo, contara con experiencia en el sector de distribución, ya que antes trabajó en Centros Comerciales Continente (hoy Carrefour) en Madrid. Tras su llegada a España en abril, Permira se comprometió a invertir en cuatro años 350 millones en empresas españolas, monto superado con la primera operación. 'Actualizaremos las cifras', señaló ayer Mallo. En el último año, Permira ha cerrado en todo el mundo ocho operaciones por un valor de 14.000 millones.