Caso Yukos

El Gobierno ruso tasa a Yukos en 15.000 millones de dólares

El Gobierno ruso puso hoy precio a los activos de la petrolera Yukos, que no debe ser menor de 15.000 millones de dólares, y descartó concederle nuevas prórrogas para el pago de su deuda fiscal.

"Los activos de Yukos deben ser vendidos de acorde con su valor, y este no debe ser menor de 15.000 millones de dólares", ha señalado el viceministro de Industria y Energía, Iván Materov, citado por la agencia Interfax.

Las autoridades rusas embargaron los activos de las 24 filiales de Yukos tras concluir en una auditoría que la compañía debía 99.000 millones de rublos (3.413 millones de dólares) en concepto de impago de impuestos y derechos por el 2000.

Nacionalización descartada

El presidente ruso, Vladímir Putin, negó el pasado viernes que el Kremlin pretenda la nacionalización de esta compañía, la mayor petrolera del país, pero dejó el camino abierto para la compra de sus acciones por parte de empresas públicas.

El viceministro ruso ha resaltado hoy que "la venta de los activos de las 24 filiales de Yukos será la conclusión natural y lógica del proceso iniciado el pasado año contra esta compañía".

Además, Materov ha negado vinculación política alguna con el proceso de acoso y derribo del emporio creado por Mijaíl Jodorkovski, actualmente en prisión, y lo ha comparado con la situación vivida en Estados Unidos con Enron.

A pesar de la creciente presión, el consejo de dirección de la petrolera rusa Yukos manifestó la pasada semana que no tiene intención de declararse en bancarrota y que seguirá extrayendo crudo "en el interés de Rusia".

La deuda de Yukos con el Estado ruso podría ascender a 14.000 millones de dólares más si fructifican las demandas por presunta evasión de impuestos correspondientes al 2001, 2002 y 2003.