Medios de comunicación

Bruselas dice que la actividad comercial de RTVE no puede beneficiarse de aval público

La Comisión Europea ha instado al Gobierno español a que revise el sistema de garantía pública ilimitada y a que las actividades comerciales de RTVE no se beneficien de ese aval. En una carta enviada el pasado 11 de junio, el Ejecutivo comunitario sostiene que 'se puede mantener la garantía para el sector público' pero la actividad comercial 'no se puede beneficiar de la garantía ilimitada'.

Además de esta exigencia, la Comisión expuso otras reclamaciones: la eliminación de la exención de impuestos, contabilidad separada entre radio y televisión, mecanismo para limitar la financiación a lo estrictamente necesario y mayor claridad sobre las aplicaciones en las operaciones dentro del grupo.

El Gobierno español respondió que está dispuesto a respetar 'la totalidad de los puntos', señalaron fuentes comunitarias, si bien, cualquier cambio en RTVE sólo se llevará a cabo cuando el comité de sabios presente sus conclusiones, en 2005.

Bruselas reclamó en octubre de 2003 a España que reforme la garantía ilimitada de la que se beneficia RTVE, al considerar que vulnera la norma europea sobre ayudas de Estado. La investigación arrancó tras las quejas que Telecinco y Antena 3 elevaron a la Comisión entre 1992 y 1994 por la doble financiación de RTVE. El aval público ilimitado supone una garantía de frente a acreedores y evita la quiebra del grupo. Los servicios de Competencia de la CE detectaron que este aval supera los costes netos de la prestación del servicio público por parte del Ente.

La Comisión hace hincapié además en que España tiene que clarificar el método por el que se establece el precio de transferencia entre la matriz y las filiales. 'El precio de las transacciones comerciales sigue siendo ambiguo' señalan en la Comisión, 'RTVE tiene que crear entidades comerciales distintas'.