Tendencia

El Ibex recupera los 7.800 puntos gracias a la moderación del crudo

El 7.800 demostró ser una resistencia débil. Con poco volumen y aprovechando un nuevo descenso del crudo, el Ibex se anotó ayer una subida del 0,7% y alcanzó los 7.838,2 puntos. El optimismo también cundió en Europa, donde todos los índices cerraron al alza.

La escasez de volumen en el mercado sigue siendo el mayor lastre para la subida de los índices. Porque las Bolsas están subiendo, sí, pero sin que los inversores estén realmente en el mercado. Y eso hace dudar de la fortaleza de las subidas más recientes.

En el mercado continuo se negociaron ayer 1.244 millones de euros, de los que casi 300 se negociaron en los segmentos de bloques y operaciones especiales. La cifra es muy baja, si se compara con los 2.500 millones que se negociaron de media en el mes de julio.

Sea como fuere, el caso es que el Ibex 35 se anotó ayer una ganancia del 0,7%, conquistó los 7.800 puntos y gana ya un 1,31% desde el mes de enero. El índice no había cerrado por encima de esa cota desde hace tres semanas, concretamente desde el 5 de agosto. Prisa (2,33%), Inditex (2,22%) y Gamesa (1,97%) lideraron ayer las subidas. Tan sólo dos valores, ACS y Zeltia registraron pérdidas durante la sesión.

Los sectores más cíclicos, como tecnología y medios de comunicación, lideraron las subidas

El Índice General de la Bolsa de Madrid ganó asimismo un 0,68%, con el grupo Recoletos (3,45%) encabezando las ganancias.

Los índices españoles se mantuvieron en positivo a lo largo de toda la sesión, al igual que el resto de Europa. Las Bolsas del continente aprovecharon el tirón de Wall Street de la víspera para anotarse subidas y posteriormente se apoyaron en un nuevo descenso del barril de crudo para asentarlas.

Al finalizar la sesión, todos los indicadores europeos estaban en positivo. Algunas subidas fueron de calado, como la del Dax de Fráncfort (1,15%), el Cac de París (0,96%) o el Footsie de Londres (0,96%). Con las subidas de los últimos días muchas de las Bolsas europeas han recuperado los niveles de comienzos de año y algunas como la francesa, la española o la italiana acumulan ganancias desde enero superiores al 1%. Otras arrastran aún pérdidas abultadas, como es el caso del Dax (-3,35%).

La sesión de ayer fue protagonizada por los sectores más cíclicos o más directamente afectados por la escalada del crudo. Tecnología y medios de comunicación lideraron las ganancias de la jornada, seguidos por los fabricantes de automóviles y las farmacéuticas. Tan sólo dos de los 50 valores del Euro Stoxx 50 cerraron con pérdidas. Ahold cedió un 6,84%, tras publicar unos resultados peor a lo esperado. El optimismo superó incluso el dato de la encuesta IFO de confianza del empresariado alemán. A pesar de caer, el descenso fue menor a lo esperado. Los analistas temían un dato mucho peor a raíz de la escalada del petróleo.

Wall Street, mientras, se desayunó con un mal dato semanal de peticiones de subsidio de desempleo. Los analistas esperaban que fuera menor. Los índices estadounidenses comenzaron la sesión en tierra de nadie, ora subiendo ligeramente, ora bajando en la misma proporción.

Los inversores prefirieron esperar a la jornada de hoy, cuando se conoce la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan y se publica una revisión del PIB de Estados Unidos del segundo trimestre. El Dow Jones cerró finalmente un 0,08% a la baja, mientras que el Nasdaq cayó un 0,42% y el S&P 500 subió un testimonial 0,01%.

Japón, entre el optimismo y la cautela

La Bolsa japonesa ha sido una de las sorpresas del año. Antes de que estallara la crisis petrolífera, los fondos que invierten en compañías japonesas de pequeña capitalización se situaban a la cabeza en rentabilidad en el año.

Las últimas semanas también han sido de optimismo para la Bolsa japonesa, que se ha visto animada por la oferta de compra que ha lanzado el banco Sumitomo Mitsui Financial Group sobre UFJ Holdings. En las últimas dos semanas el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio se ha revalorizado un 3,45%, y es uno de los índices más rentables del mundo en lo que va de año. La ganancia, sin contar el efecto divisa, es del 4,24%.

Aparte de la actividad que generan las fusiones y adquisiciones en las Bolsas, lo cierto es que Japón parece estar saliendo del estancamiento en el que se ha sumido en los últimos 10 años. La demanda interna comienza a despertar y las reformas estructurales, principalmente en el sector bancario, van lentamente dando sus frutos.

Pero este optimismo no está exento de cautela. La subida del precio del crudo puede dañar con especial virulencia la economía japonesa, importador neto de esta materia prima. Así al menos lo ha advertido Alan Greenspan recientemente.