Escalada de precios

La escalada bélica en Irak coloca el precio del petróleo en 42,5 dólares

El precio del petróleo volvió a dispararse ayer debido a la escalada de violencia en el sur de Irak, que vino a deteriorar aún más el mercado. El Brent alcanzó ayer los 42,56 dólares, un dólar sobre el cierre del miércoles. Sube el 40% en el año.

La ofensiva de las tropas estadounidenses, apoyadas por miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes, contra las milicias chiíes de Muqtada Al Sadr provocaron los más sangrientos enfrentamientos en varios meses en Irak y dispararon, una vez más, los precios del petróleo. El barril Brent marcó otro máximo histórico en el mercado de Londres y superó la cota de 42 dólares. Alcanzó 42,56, un dólar más que el día anterior y sube el 40% en 2004. En EE UU el petróleo West Texas cotizaba a 45,4 dólares.

'La preocupación más inmediata es Irak, donde las perspectivas de nuevos problemas políticos y económicos están aumentando', declaró a Reuters Paul Horsnell, de Barclays Capital.

Las milicias chiíes, también denominadas Ejército del Mahdi, han amenazado con nuevos ataques sobre la infraestructura petrolera en el sur de Irak si Estados Unidos cumplía su amenaza de lanzar una gran ofensiva contra Nayaf, como finalmente ha hecho. Nayaf, a 160 kilómetros al sur de Bagdad, es la ciudad santa de la rama chií del Islam, mayoritaria en Irak.

Chií es, también, la práctica totalidad de la población del sur de Irak, única zona de donde fluye petróleo a los mercados internacionales: 1,9 millones de barriles al día en condiciones normales. De ahí el temor de los mercados. Oficiales iraquíes consultados por Reuters señalaban que, aunque finalmente las fuerzas estadounidenses logren hacerse con el control total de Nayaf, los sabotajes contra oleoductos o refinerías pueden aumentar en el conjunto del país.

Sabotajes

Ayer, en todo caso, no se informó de nuevos sabotajes. En los últimos cuatro días, y como consecuencia del ataque de los rebeldes contra un oleoducto en la zona sur, las exportaciones se habían reducido a la mitad, unos 850.000 barriles. Ayer la Southern Oil Company, compañía que explota los pozos de la zona de Basora, aseguró se había restablecido el servicio en el citado oleoducto y que a lo largo de la tarde las terminales de carga en el Golfo funcionarían al 100%.

Otro aspecto que preocupaba ayer a los mercados era la perspectiva del referéndum en Venezuela sobre la presidencia de Hugo Chávez. En ocasiones anteriores la inestabilidad política en Venezuela ha degenerado en huelgas en el sector petrolero. Venezuela es el principal suministrador de crudo a EE UU. Por otra parte, Yukos subió en la Bolsa rusa después de que el Gobierno anunciase que el banco Dresdner valorará la filial Yuganskneftegaz de cara a su venta.

El Golfo de México, al 75% de su capacidad

Las tormentas tropicales también han obligado a reducir la producción de petróleo en el Golfo de México. El huracán Charley y la tormenta tropical Bonnie obligaron a evacuar trabajadores de las plataformas petrolíferas situadas en el Golfo de México. Según las agencias, ello provocó que se dejasen de extraer el 25% de los 1,7 millones de barriles diarios producidos en la zona, lo que supone 420.000 barriles al día.

Por la tarde de ayer, en todo caso, los trabajadores de numerosas compañías petroleras estaban regresando a sus puestos de trabajo, después de que las tormentas cambiasen de rumbo y dejasen de suponer una amenaza para las plataformas situadas en alta mar.

El mundo, pendiente de dos oleoductos

La preocupación fundamental de los mercados en el día de ayer era, además de la inestabilidad general en Irak, el flujo de suministro a la exportación. El petróleo exportado por Irak, 1,9 millones de barriles al día, se extrae en la zona sur del país, cerca de Basora, y es conducido por dos oleoductos a las terminales de carga de Basora y Khor Al-Amaya -esta última en alta mar-, donde el crudo es bombeado a los barcos petroleros. Los sabotajes de las milicias chiíes ya interrumpieron el flujo hacia el Golfo el lunes cuando volaron uno de los oleoductos. Desde entonces hasta ayer tarde el flujo se redujo a la mitad. El temor por la seguridad de estos dos oleoductos fue, entre otras muchas cosas, lo que tuvo ayer en vilo a los mercados.

La batalla de Nayaf

Las milicias chiíes se atrincheraron ayer en los alrededores del mausoleo de Alí, una suerte de Vaticano de los chiíes. A su alrededor, las fuerzas estadounidenses se han hecho con el control del centro de la ciudad y bloqueado los accesos en su intento de sofocar la rebelión del llamado Ejército del Mahdi. El primer ministro iraquí, Iyad Alaui, exigió a los milicianos que abandonasen el mausoleo y depusiesen las armas, mientras las tropas estadounidenses se mantuvieron fuera del complejo sagrado para no dañar la sensibilidad de la fe chií, mayoritaria en Irak. Ayer se registraron manifestaciones de protesta en varias ciudades iraquíes, y en Basora grupos de policías se pasaron a las fuerzas rebeldes. En Nayaf combaten, según la BBC, 2.000 marines y 1.800 soldados iraquíes contra 1.000 milicianos. No se informó del número de bajas.