Ibex 35

El Ibex rompe seis semanas de racha alcista

La racha alcista finalmente se truncó. Después de seis semanas de subidas, el Ibex ha cerrado con pérdidas la semana número siete, precisamente la de la reunión clave en la que la Reserva Federal ha decidido subir los tipos de interés por primera vez en cuatro años.

La racha alcista finalmente se truncó. Después de seis semanas de subidas, el Ibex ha cerrado con pérdidas la semana número siete, precisamente la de la reunión clave en la que la Reserva Federal ha decidido subir los tipos de interés por primera vez en cuatro años. Pero, según parece, no por descontada esta subida ha tenido menos impacto en los mercados, que se han visto arrastrados por una oleada de caídas en Wall Street en las últimas dos sesiones.

El caso es que el Ibex 35 ha terminado la semana con una caída acumulada del 1,06%, tras una racha de seis semanas en la que el índice ha llegado a acumular una subida del 4,38%, amén de consolidar la cota psicológica de los 8.000 puntos.

Pero estas subidas semanales han adolecido de fortaleza por la escasez del volumen negociado a lo largo de la mayor parte de las sesiones. No es extraño, por tanto, que a poco que haya habido malas noticias, el mercado haya caído. Eso sí, también con poca negociación.

Ayer mismo se registró un volumen de 3.400 millones de euros, pero sólo 1.450 millones se negociaron en el mercado continuo. El resto tuvo lugar en los segmentos de bloques y operaciones especiales. El Ibex cerró la sesión con un descenso del 0,63% y perdió la cota de los 8.100 puntos hasta cerrar en 8.034.

El mal tono bursátil de ayer obedeció a los malos datos de empleo en Estados Unidos. La caída en toda la semana ha tenido que ver con esta circunstancia, pero también con la subida de los tipos, un repunte fuerte el precio del petróleo y la caída el jueves de los valores tecnológicos estadounidenses.

Amadeus e Iberia han sido los valores protagonistas de la semana con ganancias del 5,73% y del 4,42%, respectivamente. Las eléctricas, por su parte, se han anotado los mayores descensos por el efecto sobre la acción de descontar el dividendo que pagaron el jueves. Eso sí, Endesa, en la semana de los apagones en Sevilla, ha perdido un 4,5%.

Atentos a los resultados

Pasada la ansiada reunión de la Reserva Federal, los analistas comienzan a buscar nuevas referencias para un mercado que apenas se está moviendo en las últimas semanas. Esta tendencia puede cambiar una vez que comience la temporada de resultados del segundo trimestre, lo que sucederá de manera inminente. En Estados Unidos, la semana que viene se van a conocer ya los resultados de algunos pesos pesados como Alcoa, Yahoo o General Electric. Cualquier sorpresa en los resultados, en sentido negativo o positivo, seguramente generará volatilidad en los mercados.

Un estudio reciente de Thomson Financial estima que las compañías del S&P 500 pueden haber obtenido un crecimiento de beneficios del 21% en los tres últimos meses, en el que sería su noveno trimestre al alza. Lo importante de estos beneficios, sin embargo, es que su calidad sea buena, es decir, que crezcan porque suben las ventas y no por reducciones de costes.