Cada día un análisis

Los tipos pesan en la renta variable de EE UU

Los fondos de renta variable norteamericana han acumulado en el primer semestre del año 2004 una rentabilidad media de 5,48%. Parte de esa revalorización se la deben, sin duda, a la apreciación del dólar que, tras haber alcanzado un mínimo de 1,3 dólares por euro en de enero, inició una recuperación que aún mantiene.

Los mercados de renta variable norteamericana apenas tuvieron avances significativos en el primer semestre del año y cuando los tuvieron terminaron cediéndolos y mostrando muy poca convicción en ellos. Uno de los elementos que revelaban esta falta de seguridad ha sido el escaso volumen de negociación.

Los riesgos geopolíticos y la subida de los precios del petróleo hasta máximos en el mes de mayo han impedido que las Bolsas norteamericanas y, con ellas las de todo el mundo, pudieran consolidar las ganancias que se acumularon en los inicios de 2004.

Ahora, con la subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, la pregunta vuelve a ser en cuantas ocasiones más van a producirse elevaciones de tipos.

Sobre la renta variable norteamericana ha tenido un gran impacto también el descuento que han hecho los mercados de renta fija de la subida. Ese movimiento anticipatorio provocó un incremento en el tipo de la deuda pública norteamericana a diez años de 100 puntos básicos entre los meses de marzo y mayo: de 3,85% a 4,85%.