Estados Unidos

Varios miembros de la Fed alertaron del riesgo de inflación en mayo

Las actas de la reunión del Comité Abierto de la Reserva Federal (Fed) del 4 de mayo muestran que algunos de sus miembros estaban ya más preocupados por la inflación que su presidente, Alan Greenspan. La otra inquietud de la Fed, el paro, fue fuente de malas noticias ayer, al anunciarse que en junio sólo se crearon 112.000 nuevos empleos.

Las actas de la reunión publicadas en la tarde del jueves muestran como dos meses antes de hacerse efectiva la primera subida de tipos en cuatro años, algunos de los miembros del comité que decide el precio del dinero discrepaban con Greenspan.

En las actas no se revela la identidad de quien hace los comentarios pero si se recogen conclusiones como que 'un significativo número de miembros del comité informó que sus contactos les indican que las empresas tienen cada vez más posibilidades de pasar los incrementos de costes a los consumidores y subir los precios'.

Aunque algunos miembros creen que la inflación subyacente se muestra muy estable, según se recoge en estos escritos, y es algo que ha apoyado Greenspan en algunas intervenciones públicas, 'otros no tienen tanta confianza en el nivel de restricción de precios' y hacen notar que las previsiones 'pueden incluir errores'.

A pesar de todo, aquel mes la Reserva mantuvo los tipos por unanimidad al 1% y se añadió la previsión de 'gradualidad'para subirlos aunque no todos los miembros del comité estaban de acuerdo con este término.

Estas actas dan argumentos a los economistas que creen que la inflación gana el paso a Greenspan.

No obstante, ayer y después de la reciente decepción entre los analistas por mantener en junio esa promesa de gradualidad, desde Goldman Sachs se afirmaba que ésta parecía ahora acertada.

El comentario se hacía al hilo de las cifras de paro que muestran como apenas se han creado 112.000 empleos nuevos y se revisa ligeramente a la baja el creado en abril y mayo. Las cifras mantienen la tasa de desempleo en el 5,6% y vuelven a recoger pérdidas de puestos de trabajos (11.000) en el sector industrial cuando éste había recuperado plantillas desde enero.

Los ingresos por hora de trabajo apenas crecieron un 0,1% frente al 0,3% del mes anterior. Los economistas esperan que no se consolide la tendencia a la baja en los meses venideros.