Protocolo de Kioto

Montilla dice que Kioto no provocará una subida del precio de la luz superior al 2%

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, dijo hoy que la actual metodología de tarifas eléctricas, que limita al 2% la subida anual, tiene margen suficiente para absorber el aumento de costes derivado del Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha dicho hoy que la actual metodología de tarifas eléctricas, que limita al 2% la subida anual, tiene margen suficiente para absorber el aumento de costes derivado del Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión.

Montilla, que clausuró las jornadas Grandes Decisiones en el Futuro de la Energía, organizadas por el Club Español de la Energía, afirmó que es "absolutamente prematuro" aventurar que las tarifas eléctricas subirán más de lo previsto. La metodología de tarifas eléctricas 2003-2010, aprobada por el Gobierno del PP, contempla una subida media del 1,4% anual con un tope máximo del 2%, que es el objetivo de inflación marcado por el Banco Central Europeo (BCE).

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, admitió ayer que el Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión repercutirá en las tarifas, pero no aclaró si será necesario modificar la actual metodología y romper el techo del 2%.

Montilla aseguró que es "prematuro" adelantar si se podrá mantener el marco tarifario y ese tope del 2%, aunque dejó claro que existe "margen" y "recorrido" para absorber el aumento de los costes de generación derivados del reparto de emisiones.

El titular de Industria recordó, además, que Iberdrola ha manifestado que el reparto de derechos de emisión es "perfectamente compatible" con la metodología actual, que no tendría porqué modificarse. "Hay empresas que han dicho que no es necesario. No seré yo quién diga que hay que deducir un incremento adicional de tarifas", señaló.

"No saldrá gratis"

Montilla admitió que la aplicación del Protocolo de Kioto "no nos va a salir gratis", pero recalcó que eso no significa que las tarifas eléctricas vayan a subir más de lo previsto.

El ministro volvió a enviar un "mensaje de tranquilidad" a todos los sectores afectados y subrayó que el Gobierno tendrá presente los intereses "del conjunto de los ciudadanos". "No hay que crear alarma, porque no se corresponde con la realidad", puntualizó.

Montilla aboga por un consumo "más razonable" de la energía y por reducir las emisiones en los llamados "sectores difusos", es decir los no incluidos en la Directiva europea sobre Comercio de Derechos de Emisión, como el transporte o la edificación.

Aseguró, por último, que las emisiones asignadas al sector eléctrico permiten asegurar que las centrales de carbón, las más contaminantes, tengan un espacio en la generación eléctrica. Descartó asimismo que el Gobierno vaya a elaborar un nuevo documento de planificación energética y dijo que se limitará a introducir ajustes.

Penalizar el "derroche" energético

Penalizar el "derroche" de energía, "incluso con la imposición y los precios relativos", lo que podría incluir la gradación de la tarifa eléctrica en función del consumo, es una de las propuestas que el ministro estudia incluir incluirían en un Plan de Acción Energético. Apuesta decididamente por el ahorro y la eficiencia en esa materia, y de ahí su idea de castigar el consumo irresponsable. El titular de Industria admitió, a preguntas de los periodistas, que una de las opciones que "explora" sería graduar la tarifa eléctrica de acuerdo con el nivel de consumo, sistema que algunos municipios utilizan en la actualidad para facturar el suministro de agua.