Adquisición

El BBVA da el salto a EE UU

El BBVA ha puesto un pie en el mercado financiero estadounidense al comprar un pequeño banco en California, el Valley Bank, por 16,7 millones de dólares (13,84 millones de euros). Hasta el momento, la operativa de BBVA en Estados Unidos, a través de Bancomer, se limitaba a las remesas. Ahora también ofrecerá productos bancarios.

El BBVA se ha colado en el mercado financiero de Estados Unidos por la puerta pequeña. Sus intenciones de crecer en este país, donde considera que tiene grandes oportunidades de negocio para atender a 37 millones de potenciales clientes hispanos se plasmó ayer en la compra de un pequeño banco en el sur de California por 13,84 millones de euros. Valley Bank fue creado en 1969, cuenta con seis oficinas al sur de Los Ángeles y sólo puede operar en California.

Con esta licencia bancaria el BBVA pretende ofrecer todos los servicios de la banca minorista por primera vez en Estados Unidos, algo que hasta ahora tenía vetado, ya que su filial en este país, Bancomer Transfer Services, sólo tenía licencia para realizar transferencias de los inmigrantes hispanos, sobre todo mexicanos, a sus naciones.

El BBVA asegura que con esta compra 'explorará en los próximos meses los servicios bancarios específicos que necesita la comunidad hispana en Estados Unidos'. Su intención, de hecho, no es conformarse con este pequeño banco, sino experimentar nuevas ofertas bancarias para comprobar el potencial de crecimiento que puede alcanzar en Estados Unidos. 'Es una operación más cualitativa que cuantitativa', señalan fuentes del banco.

BBVA 5,69 -1,54%

California es el Estado con mayor concentración de población latina de Estados Unidos, con más de 10 millones de hispanos censados, casi todos de origen mexicano, que suponen más del 30% de los residentes. Y es esta población, en la que el BBVA pretende buscar su hueco en Estados Unidos. Para ello ya cuenta con una marca reconocida, su filial mexicana Bancomer, que opera en Estados Unidos desde 1995 y posee el 40% del mercado de remesas desde este país a México.

El grupo español ofrecerá servicios bancarios en California, algo que tenía ahora limitado

37 millones de potenciales clientes

La comunidad hispano-estadounidense forma el mayor grupo minoritario en Estados Unidos, con 37 millones de residentes, según datos del BBVA. Se considera que el poder adquisitivo de esta comunidad casi se duplique en 2007, hasta unos 900.000 millones de dólares, frente a cifras de 2003, según un estudio realizado por el banco estadounidense Wells Fargo.

El Banco de México calcula que los mexicanos residentes en Estados Unidos enviaron 14.500 millones de dólares a su país en el 2003. Bancomer, que es el principal grupo financiero de envío de remesas desde Estados Unidos hacia México, realizó el año pasado 15 millones de transacciones, el 19% más que un año antes, por un total de 6.000 millones de dólares, con un crecimiento del 17% sobre el año anterior.

La operación de compra de Valley se cerrará en el tercer trimestre de este año y está aún sujeta a las autorizaciones pertinentes de las autoridades regulatorias.