_
_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Argentina, en una nueva crisis

La crisis energética que vive Argentina planea como una sombra en el invierno austral que comienza este mes. Según cálculos oficiales, el déficit de gas natural en los próximos meses puede llegar a 24 millones de metros cúbicos diarios, sobre una demanda estimada de 126 millones. El Gobierno ha tomado medidas coyunturales para reducir el consumo, fomentar el uso de otros combustibles, cortar el grifo a Chile y comprar gas a Bolivia. Y prepara además un plan energético más ambicioso que, de entrada, podría acarrearle serios disgustos con el FMI, pues incluye un aumento de las retenciones a las exportaciones de petróleo, cuando el organismo internacional le ha exigido que las reduzca. Pero en medio de la estrategia del Gobierno que preside Néstor Kirchner destaca un objetivo: que las petroleras, especialmente Repsol YPF, productor de casi el 50% del gas, reactiven sus inversiones en exploración. Para ello, no escatima feroces acusaciones, que enfoca en el grupo hispano-argentino, que es del que, sabe, mayor compromiso puede extraer. Sin embargo, a la luz de los datos de Repsol, tanto sus inversiones como su producción van por delante de una demanda imparable (24% en el primer trimestre) que resultaría difícil de gestionar en cualquier otro país.

Aunque entre las empresas reconocen que ha habido una ralentización de las inversiones, ésta ha sido consecuencia directa de la congelación de los precios del gas a pie de pozo que se pesificaron durante la crisis económica de 2001. Estos precios suponen un tercio del promedio internacional y su hundimiento ha provocado una demanda masiva del gas natural, desde el uso doméstico (1,3 millones de vehículos lo utilizan como combustible) al industrial (las eléctricas han sustituido el fuel por gas). Los ciudadanos argentinos se lamentan, con razón, de que uno de los países con mayores reservas de gas del mundo sufra problemas de suministro. Su Gobierno debe saber que de nada sirven las reservas si no se exploran y que su exploración tiene un coste.

Más información

Archivado En

_
_