Movilización

La plantilla de Nissan secunda la huelga por los 160 despidos sin incidentes

El presidente del Comité de Empresa de Nissan, Marc Giménez, espera que "la protesta sirva para que la empresa retire el expediente y también para presionar a la Generalitat para que no lo acepte". En total, la huelga ha supuesto que se dejen de fabricar 508 vehículos hoy. "Era la única opción que teníamos como respuesta al chantaje que supone el haber presentado un expediente de regulación de empleo en plena negociación del convenio colectivo", aseguró Giménez.

Los trabajadores de Nissan permitieron durante la mañana la entrada del personal de mantenimiento que componen los servicios mínimos de la factoría. "Queremos que no haya incidentes porque no interesa a nadie que haya enfrentamientos entre los piquetes y el resto de personal", afirmó el presidente del comité.

La negociación del convenio colectivo en Nissan está en punto muerto desde hace varias semanas, cuando la empresa presentó el ERE para despedir a 160 personas alegando razones de productividad. Sin embargo, la plantilla afirma que no sólo no sobran trabajadores de las plantas, sino que incluso sería necesario contratar a más personas para atender la producción actual. Para los sindicatos, la presentación del expediente de regulación de empleo "es una forma de chantaje".

El periodo de consultas entre los sindicatos y la dirección de Nissan sobre el ERE finaliza el 26 de abril. Entonces, la Generalitat tendrá dos semanas para decidir si acepta o no el expediente y los consecuentes despidos. El presidente del comité de empresa, Marc Giménez, ha manifestado hoy su deseo de que mañana, en la Delegación de Trabajo de Barcelona, haya un acercamiento y la empresa acceda a la petición de los sindicatos de que se congele el ERE. Si no sucede, seguirán las movilizaciones previstas y el próximo sábado, día 24, los trabajadores se concentrarán en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona.