Inmobiliario

El 25% de las oficinas se compra para hacer viviendas

El mercado de oficinas en alquiler ha decaído en la misma proporción en la que ha aumentado el de vivienda residencial. Hasta el punto de que este último está absorbiendo el exceso en suelo de oficina que se desató con la burbuja tecnológica, en el año 2000.

En el último trimestre del año, el 25% de las operaciones de inversión realizadas en Madrid en inmuebles de oficinas fueron hechas pensando en reconvertir esos edificios en vivienda residencial, según resalta la consultora Jones Lang Lasalle en su último informe trimestral.

Un ejemplo de esta tendencia es la mayor operación registrada en los últimos meses, la compra por parte del fondo Peabody Fund de uno de los inmuebles emblemáticos de Telefónica, en la calle Ríos Rosas de Madrid, por 111,5 millones. La intención del fondo inmobiliario es reconvertir el edificio, de 35.000 metros cuadrados, para uso residencial.

'Se han juntado dos hechos', afirma Pedro de Churruca, consejero director general de Jones Lang Lasalle. 'Las oficinas están bajando de precio desde 2001 y no son rentables, y paralelamente hay una gran demanda de vivienda particular'.

Los precios de alquiler de oficinas volvieron a disminuir este trimestre un 2,7%, y no se espera que la recuperación llegue antes de 2006. El volumen de contratación, aunque ha ido subiendo desde que en 2001 sólo se contrataron 435.000 metros cuadrados (el nivel más bajo de los últimos ocho años), todavía tiene que recuperarse.

Por ahora, según Jones Lang, el sector público tendrá el protagonismo. Sigue siendo la Administración, que en el primer trimestre absorbió un 42% del alquiler de oficinas, la que tira de la demanda por encima de la empresa privada.