Investigación

La Comisión Prodi encara su primera moción de censura por el 'caso Eurostat'

La Comisión Europea de Romano Prodi se enfrenta a su primera moción de censura el próximo mes de mayo por un caso de corrupción en la Oficina Europea de Estadísticas, Eurostat, después de que un grupo de 65 eurodiputados haya presentado una solicitud para ello en la que señalan que, vista la pérdida de confianza que ha sufrido la Comisión, ésta debe asumir "la responsabilidad colectiva de su falta de actuación".

Según ha adelantado hoy el presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, el debate se celebrará mañana, puesto que de acuerdo al artículo 34 del Reglamento del PE el debate debe tener lugar "transcurridas 24 horas como mínimo desde que se comunique a los diputados la presentación de la moción de censura".

El voto tendrá que postergarse a la sesión de mayo, cuando ya estarán presentes los eurodiputados de los diez nuevos países adherentes, ya que el voto tiene que realizarse al menos dos días después del debate. Este hecho hace que se esté analizando si la moción debe ser presentada con un mayor número de firmas, de acuerdo a la dimensión del nuevo Parlamento. El adalid de la iniciativa, el euroescéptico danés Jens Peter Bonde, confía favorecer con el debate hasta mayo su campaña ante las elecciones de junio.

Este caso provocó en 2003 la apertura de expediente disciplinario para el ex director general de la misma, Yves Franchet, y dos directores de los cinco departamentos del organismo. Los hechos que se imputaron fueron infracciones serias al Reglamento Financiero, en particular a través de prácticas de "doble contabilidad", "cuentas ficticias", "violaciones del Reglamento de licitaciones públicas", "subvenciones cruzadas" y "fondos cuyo destino se desconoce".

El fraude podría ascender a los 900.000 euros procedentes de la venta de trabajos estadísticos a clientes privados. La Comisión Europea decidió suspender todos los contratos (entre 30 y 40) con una de las empresas subcontratadas por Eurostat, Planistat.

Difícil aprobación

La votación será nominal y para que la moción progrese debe ser aprobada por la mayoría de dos terceras partes de los votos emitidos y por mayoría de los miembros que integran la Eurocámara. Ante la posición de populares y socialistas, principales grupos parlamentarios, fuentes europeas aseguraron que las posibilidades de que sea aprobada son "cero".

Esta moción afecta al ex comisario de Economía, hoy vicepresidente económico del Gobierno español, Pedro Solbes, porque él era responsable de de la Oficina Europea de Estadísticas cuando ocurrieron las irregularidades. En todo momento, Solbes ha asegurado que "siempre ha actuado correctamente".