Finanzas

Botín apuesta por la banca de consumo como trampolín en Europa

El SCH y el BBVA han escenificado estrategias diferentes en la banca de consumo, el ámbito de las financieras. El Santander ha hecho una clara apuesta por el crédito al consumo para crecer en Europa, mientras el banco que preside Francisco González se ha centrado más en el crecimiento en el mercado doméstico y latinoamericano.

El arma que utiliza el SCH es la filial Santander Consumer Finance, 'que registró el mayor crecimiento de actividad y de resultados del grupo', como destaca el presidente del banco, Emilio Botín, en el informe anual que se acaba de hacer público. La entidad está tejiendo poco a poco su red en Europa, donde opera ya en ocho países (además de España, Alemania, Austria, República Checa, Hungría, Polonia, Portugal e Italia, a través de Finconsumo). CC-Bank es el puntal europeo.

La expansión se apoya en la financiación de automóviles. De hecho, el Santander ha comprado en los últimos dos meses las primeras financieras independientes de turismos en Noruega y Polonia.

SANTANDER 3,08 -1,53%

Mientras, el BBVA enfoca el negocio más en el área doméstica y latinoamericana. Aunque en marzo creó con su socio italiano BNL una firma de crédito al consumo, la primera incursión de este tipo. El banco gestiona la banca al consumo desde la división especializada integrada en el banco. Aunque Finanzia, que fusionó con Uno-e (el banco por Internet) en 2002, sigue siendo la especialista en tarjetas y créditos personales.

En el ámbito de la financiación, el BBVA lleva ventaja en áreas más especializadas, como el leasing (creció un 22,3%) o factoring (gestión de facturas, un 12,6% más), en las que es líder.

Resultado

La división de financiación al consumo en Europa del Santander, Santander Consumer Finance, aumentó el beneficio un 24,18% en 2003, hasta 259,7 millones. Los préstamos para compra de automóviles han sido una de las palancas del crecimiento.