Informática

Monti niega que la sanción a Microsoft vaya a abrir una guerra comercial con EE UU

El comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, defendió ayer su postura en el caso antimonopolio contra Microsoft y descartó los rumores de que esta decisión pudiera amenazar la cooperación con EE UU. 'Es inconcebible que la autoridad de la competencia de la UE pueda fallar a favor de prácticas contra la competencia con tan graves efectos, simplemente porque la empresa en cuestión tiene su sede central en EE UU', comentó.

Monti afirma que la Comisión ha tenido las mínimas exigencias con Microsoft, cuando el pasado mes condenó al gigante del software a pagar una multa de 497 millones de euros y a crear una versión de Windows sin su reproductor multimedia Media Player. 'Según el porcentaje sobre el volumen de ventas, la multa está lejos de ser la más alta impuesta por la comisión', afirmó Monti.

El comisario no entiende las voces que desde el Senado de EE UU advierten de la posibilidad de que se abra una guerra comercial trasatlántica, y asegura que la divergencia con los reguladores estadounidense es ocasional.