Eléctricas

Endesa estudia demandar a Argentina por los cortes de gas en Chile

Endesa Chile verá reducida en un 7% su capacidad de producción de electricidad debido a la crisis energética desatada en Argentina. La compañía está estudiando reclamar compensaciones por los costes que está registrando a consecuencia de la decisión del Gobierno de Néstor Kirchner de paralizar las exportaciones de gas natural a Chile.

Endesa ha reconocido que la decisión del Ejecutivo argentino de reducir 3,3 millones de metros cúbicos diarios las exportaciones de gas a Chile, tomada la pasada semana, influirá en sus capacidades energéticas.

En un informe enviado al regulador bursátil chileno, la compañía española, principal generadora de electricidad del país, asegura que 'la capacidad de Endesa Chile puede verse reducida en un 7%'.

El Gobierno de Néstor Kirchner decidió el jueves pasado cancelar indefinidamente el envío de 3,3 millones de metros cúbicos diarios de gas natural, lo que representa el 20% de las exportaciones diarias a Chile, pese a haber un acuerdo internacional que lo impide. Repsol YPF es el principal productor de gas de Argentina, con casi un 50% del total.

En las empresas mineras y eléctricas chilenas cundió inmediatamente la preocupación, alertadas por una decisión de consecuencias impredecibles. Chile importa más del 90% de su consumo de gas natural desde Argentina, y el 37% de su generación eléctrica depende de ese combustible.

Endesa, que se plantea iniciar acciones legales contra Argentina para pedir indemnizaciones por los cortes, asegura que las centrales más afectadas serán las de Taltal y San Isidro, con una capacidad conjunta de 610 megavatios.

La empresa plantea varias alternativas, como introducir modificaciones en los precios para incentivar la hidroelectricidad o modificar el código de agua.

Esta compañía, de entre las españolas que operan en Latinoamérica, no es la única que se verá afectada por la decisión de Kirchner. Gas Natural, que tiene un acuerdo de concesión para distribuir gas en distintos barrios de Buenos Aires, se ha visto obligada a paralizar la venta de este producto con fines industriales, si bien sigue vendiendo a particulares.

Fuentes de la compañía subrayaron ayer, en cualquier caso, que esta suspensión del servicio a la industria no vulnera legislación alguna.

La chilena Codelco, dedicada a la minería del cobre, afirmó al diario andino La Tercera que 'es posible que tengamos que incurrir en un aumento de costos'. También la eléctrica Edelnor alertó de que el coste de electricidad se ha encarecido ya un 20%, producto del recorte de gas de Argentina.

Las agencias de calificación de riesgos han empezado a reaccionar por la falta de abastecimiento. La primera ha sido Moody's, que ha aplicado una rebaja la calificación de deuda para todas estas compañías. En todos los casos, las rebajas responden a una única causa: la inseguridad.

El Gobierno que preside Ricardo Lagos está intentando por todos los medios solucionar la crisis. El miércoles, el país presentó una queja diplomática formal ante Néstor Kirchner, en la que se dice que el tema del gas 'ha puesto una mancha en las relaciones entre ambos países'.