Energías renovables

Los analistas advierten de que el recorrido de Gamesa se agota

Gamesa cotiza en máximos históricos desde mediados de febrero. Sus acciones han subido un 109,7% en 12 meses. La cuestión es si el valor seguirá creciendo: los analistas lo ven difícil. 'Después de 13 semanas seguidas de subida, está sobrecomprada', afirma Luis Benguerel, de Interbrokers. El gestor reconoce que su agencia se ha deshecho ya de sus participaciones en Gamesa.

El sector de energías renovables tiene un gran potencial y Gamesa juega un papel de primer orden. Es un valor sólido. Sus beneficios crecieron un 48,9% en 2003 y el objetivo es que aumenten un 14% este año. 'El inversor a largo plazo debe estar tranquilo, porque la empresa los resultados prácticamente asegurados para los dos o tres próximos años', explica David Cabeza, de Renta 4. Pero los analistas reconocen que la acción sería más interesante si estuviera más barata. 'Podríamos optar por entrar si el valor hiciera una pequeña corrección' admite Benguerel, que cifra el precio más atractivo 'en el entorno de los 28 euros'.

'Dos o tres veces ha chocado contra los 35 euros y está demostrando que le cuesta mucho subir en esos niveles', confirma Cabeza.

Los títulos llevan, en realidad 12 meses en una senda firmemente alcista. Desde el mínimo de 16,6 euros de abril de 2003 hasta el máximo de 34,92 euros del pasado 9 de marzo. El valor lleva, sin embargo, un mes y medio oscilando entre los 31 y los 35 euros. A pesar de sus titubeos, Gamesa se mantiene como el segundo mejor valor del año en el Ibex, con una revalorización del 33,81%.

'Hemos puesto en neutral el valor desde que se aprobó el reald decreto de energías renovables el pasado 12 de marzo', explica Paula Albarrán, de B&M Espírito Santo. 'No se puede esperar nada nuevo que haga cambiar los fundamentales de la compañía', asegura la experta, que añade que todas las noticias positivas 'están ya perfectamente descontadas'.

Este marco regulatorio fue aprobado in extremis por el Gobierno Aznar. 'Todo este nuevo marco regulatorio ya está recogido en el precio de Gamesa, no supone ningún incentivo adicional para la cotización', resume Albarrán.

La norma aprobada establece por primera vez mecanismos de retribución para garantizar el retorno de las inversiones a largo plazo. El objetivo es que en 2010 las energías renovables puedan atender un 33% de la demanda eléctrica, el doble que ahora. Las inversiones esperadas por el Ejecutivo saliente en los próximos seis años ascienden a 15.000 millones de euros.

Los beneficios crecieron un 48,9% en 2003 y el objetivo para este año es que aumenten un 14%

La importancia de la expansión en el mercado internacional

Dado el escaso margen que le queda a Gamesa en el mercado doméstico, los analistas apuestan por la consolidación en el segmento internacional. 'El potencial de buenas noticias dependerá, entre otras cosas, del grado de expansión internacional de la compañía', explica David Cabeza, de Renta 4.

'Gamesa tiene que demostrar ahora que es capaz de crecer en el extranjero', señala Paula Albarrán, de B&M Espírito Santo.

En los últimos años, Gamesa ha redoblado su apuesta por el mercado internacional. Así, ha puesto marcha parques eólicos en Italia y EE UU y ha entrado de lleno en el jugoso mercado chino.