_
_
_
_
_
Carteras bursátiles

Dónde colocar su dinero

La incertidumbre respecto a si el ciclo económico mundial ha entrado definitivamente en una fase clara de recuperación y las dudas sobre cómo responderá la política monetaria, tanto en Estados Unidos como en Europa, deja a los mercados algo huérfanos de referencias, más allá de los datos macroeconómicos puntuales y los resultados empresariales.

Los inversores inician el segundo trimestre del año con pocas convicciones sobre cómo será el escenario en el que los analistas han de diseñar sus carteras. Las incertidumbre respecto a si el ciclo económico mundial ha entrado definitivamente en una fase clara de recuperación y las dudas sobre cómo responderá la política monetaria, tanto en Estados Unidos como en Europa, deja a los mercados algo huérfanos de referencias, más allá de los datos macroeconómicos puntuales y los resultados empresariales. Ante las dudas sobre el entorno macroeconómico, el temor a nuevos ataques terroristas y el tono de la política monetaria, las casas de análisis han optado por dar a sus recomendaciones un sesgo defensivo.

Pese a que la recuperación económica europea está tardando más de lo previsto en afianzarse, el Banco Central Europeo se resiste aún a realizar una política de estímulo activo del crecimiento económico, al estilo de la realizada por la Reserva Federal, y prefiere esperar y ver, probablemente a que sea otra vez Estados Unidos el motor de recuperación mundial, mientras la UE se cuida de sus excesos y sigue pendiente de las reformas estructurales. Aunque deja abiertas todas las posibilidades, los mensajes del presidente Jean-Claude Trichet han llevado a muchos analistas a interpretar que se reducen las posibilidades de que bajen los tipos en Europa, una opción por la que apostaba la mayoría hace tan sólo una semana y con la que incluso flirtearon algunos de los consejeros del BCE, alentando las expectativas de un recorte el mismo jueves pasado.

Entre tanto, la economía estadounidenses aporta nuevas luces y datos esperanzadores. Eso puede hacer que a medio plazo se obvie la necesidad de que bajen los tipos en Europa, mientras que cada vez parece más claro que tarde o temprano subirán en Estados Unidos. Se reduciría así un diferencial que hace más atractivo el euro frente al dólar, aquejado de unos desequilibrios que, al pasar factura y debilitar al billete verde, fortalecen a la moneda europea, con lo que se retrasa la recuperación en Europa, al hacer más caras sus exportaciones.

Más información
¦bull; Consulte el SUPLEMENTO 5D

Pese a las incertidumbres, los analistas siguen viendo mercados atractivos, como el español, aunque no creen que el Ibex 35 supere los 8.500 puntos al finalizar el trimestre (tan sólo un 2,8% por encima del nivel al que cerró ayer). La apuesta es por valores infraponderados, con buena valoración por fundamentales y con atractiva rentabilidad por dividendo.

Cautela ante un trimestre de dudas

Prudencia. æpermil;sta es la recomendación más repetida entre las casas de análisis cuando explican sus perspectivas para el segundo trimestre. Después de un primero en el que las Bolsas han terminado, en la mayor parte, con ganancias, y que no ha estado exento de sobresaltos, las estrategias para los próximos meses destacan, en términos generales, por tener un sesgo defensivo.Las incertidumbres que siguen amenazando la recuperación de las economías, sobre todo las europeas, el riesgo de se produzcan nuevos atentados terroristas y la expectativa ante el cumplimiento de las previsiones de resultados empresariales (se maneja un crecimiento del beneficio de cerca del 17% respecto al primer trimestre de 2003) son algunas de las dudas a las que los mercados deberán enfrentarse en los próximos meses.Ante tanta incertidumbre, la selección de valores es obligada. 'Más que sectores, se impone estudiar compañía por compañía intentando tener exposición a todos los sectores', explican desde Renta 4. Valores infraponderados, con una buena valoración por fundamentales y con atractiva rentabilidad por dividendo son la clave para los próximos meses. Algunas sociedades de Bolsa incluyen valores como las siderúrgicas Arcelor y Acerinox para aprovechar el ciclo económico.Telefónica es el valor estrella. 'La incertidumbre regulatoria ha penalizado en exceso a la acción y está barata', señalan en Caja Madrid Bolsa. Su facilidad para generar caja, lo que le permite repartir un elevado dividendo, es otra de sus bazas.En el sector bancario, el Santander se erige como el favorito frente al BBVA. A juicio de Juan María Soler, de Sabadell Banca Privada, se comportará mejor a medio plazo que su competidor. 'Tanto por su cartera industrial como por las buenas perspectivas de su negocio en España y Latinoamérica es un valor a seguir', añade. Dentro de los medianos, el favorito para el trimestre es el Popular.El cambio de Gobierno ha generado incertidumbres en el sector eléctrico por la aplicación del Protocolo de Kioto. En este sentido, los analistas consideran que Iberdrola es la compañía menos contaminante y, por tanto, la más beneficiada por su exposición a las energías renovables.Entre las compañías de tecnologías de la información, Indra es la única presente en las carteras. Ibersecurities Grupo Sabadell cita como mayores atractivos del valor la mejora en la posición financiera, la finalización en la acción de oro sobre las actividades de defensa y el incremento del dividendo en un 50% en 2003, entre otros.Dentro de los sectores más expuestos a nuevos atentados como el asegurador y el hotelero, los analistas, en líneas generales, prefieren mantenerse al margen hasta que no se disipen las dudas. Sin embargo, reconocen que hay títulos baratos y atractivos como Amadeus que son una buena alternativa de inversión si se rebajase la prima de riesgo.Telefónica, Santander, Iberdrola, Indra y Arcelor son los valores que más se repiten en las estrategias de las sociedades de Bolsa

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_