_
_
_
_
_
EE UU

La Bolsa roza máximos por el empleo en EEUU

Ni los expertos más optimistas esperaban que el dato de empleo de Estados Unidos del mes de marzo arrojase una cifra tan positiva. 308.000 nuevos puestos de trabajo, el mejor dato desde 2000 y casi tres veces el crecimiento esperado por el consenso del mercado.

Ni los expertos más optimistas esperaban que el dato de empleo de Estados Unidos del mes de marzo arrojase una cifra tan positiva. 308.000 nuevos puestos de trabajo, el mejor dato desde 2000 y casi tres veces el crecimiento esperado por el consenso del mercado.

La noticia llenó de optimismo a los inversores y cambió de un plumazo el rumbo de las Bolsas. El Ibex, en tierra de nadie hasta entonces, subió con fuerza a última hora para anotarse un 2,12%, el mayor avance desde el 3 de octubre. Incluso noticias sobre el hallazgo de un artefacto explosivo en la línea del AVE que conecta Madrid con Sevilla pasaron desapercibidas para el mercado.

El fuerte avance del Ibex le situó a las puertas del nivel más alto del año. En concreto avanzó hasta 8.269,7 puntos lo que le deja a tan sólo 100 puntos de los 8.369,7 que alcanzó el 8 de marzo.

El Ibex ha tardado menos de un mes en recuperar los niveles previos al atentado del 11 de marzo y con subir más de un 1,2% volverá a marcar máximo.

La semana también arroja un balance positivo. El Ibex se ha anotado un 3,98%, el mejor registro desde la primera semana de abril del pasado ejercicio.

Los últimos resultados han provocado una mejora de la percepción de los inversores hacia los mercados. La temporada de presentaciones que está a punto de empezar en EE UU dará más pistas.

Fuertes alzas en los tipos a largo plazo

La deuda reaccionó con fuertes caídas a la inesperada creación de empleo en Estados Unidos. El bono a 10 años sufrió el mayor retroceso en meses lo que disparó la rentabilidad a niveles del 4,1%. En el mercado comienza a aumentar la expectativa de próximas subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal y los inversores aprovecharon para vender renta fija.En los últimos meses la autoridad monetaria ha justificado la decisión de mantener los tipos de interés en el 1% en la debilidad del mercado laboral. Los datos de febrero decepcionaron y los inversores han respirado con alivio al conocer la fuerte creación de empleo en el mes de marzo.En el mercado ya no se debate si habrá o no subidas de tipos de interés, la gran pregunta ahora es cuándo se producirán. En este contexto el bono estadounidense a 10 años retrocedió con fuerza tras la sorpresa que provocaron los datos de empleo y la rentabilidad, que se mueve a la inversa, recuperó niveles que no había visto desde mediados de enero.En España la apuesta de los inversores por la renta variable también provocó que la deuda retrocediera con fuerza. Así la rentabilidad del bono a 10 años subió hasta alcanzar el 4,15%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_