Cada día un análisis

Notable recuperación en la renta variable europea

Los fondos de renta variable europea terminaron el primer trimestre con una rentabilidad media de 3,1%; es decir, en un estado ligeramente mejor que el de los de la Eurozona, que sólo se revalorizaron en un 1.85% (así y todo, este último resultado es mejor que el del índice Eurostoxx 50, que en el trimestre sólo subió un 0,97%).

Uno de los hechos más relevantes del trimestre fue la OPA de Sanofi-Synthelabo sobre Avensis que, aunque tuviera lugar dentro del sector de laboratorios farmacéuticos, se puede considerar le expresión misma del ascenso que está viviendo de nuevo este tipo de operaciones en los mercados. También parece reanimarse un poco el sector de las salidas a bolsa: en el Reino Unido se han registrado varias a lo largo de los últimos días, sin que parezca, de momento, que se trate de un verdadero torrente de salidas. Alguna privatización parcial, como la de Telenor en Noruega no parece haber ido especialmente bien.

Ni la decisión de la OPEP de recortar la producción de crudo en un millón de barriles diarios, ni la del Banco Central Europeo de no reducir los tipos de interés de corto plazo parecen haber impresionado negativamente a las bolsas europeas.

Sin embargo, siguen persistiendo las dudas sobre la marcha de las economías del Viejo continente y, tras las fuertes revalorizaciones del año pasado, es difícil que a corto plazo se vaya a añadir ninguna de importancia.