Cada día un análisis

La gestión flexible exhibe buenos resultados

La rentabilidad media de los 77 fondos mixtos flexibles que se distribuyen en España se sitúa en 1,39%. Su principal característica común es que los gestores pueden variar de forma radical la composición de los activos que componen la cartera, así como su concentración en diversos focos geográficos. Hasta tal punto que, dentro de esta categoría de fondos, la proporción de renta variable en sus carteras puede pasar de ser superior al 75% a estar por debajo del 25%, según crea el gestor que vayan a evolucionar los mercados.

Buena parte de estos fondos están clasificados como fondos globales dentro de la clasificación de Inverco. En esta categoría se enmarcan muchos de los fondos que se están constituyendo y que persiguen el tan anhelado objetivo de la rentabilidad absoluta o desligada de los movimientos del mercado. En el caso de los mixtos flexibles la búsqueda de esa rentabilidad se lleva a cabo por medios que combinan las técnicas de gestión alternativas con el intento de incorporar el mayor alfa posible utilizando técnicas tradicionales (el alfa es el valor añadido que aporta el gestor al fondo, de modo que un fondo con alfa positivo en un periodo tendría una rentabilidad incluso si el mercado no se hubiera movido).

El fondo con rentabilidad más elevada en el año es el Fonditel Velociraptor, con un 8,02%. Algo destacable en un momento en el que los mercados de renta variable han experimentado un retroceso.